Archives for Opinion - Page 8

Opinion

Por Alí Rodríguez Araque: ¿Por qué Barack Obama ataca a Venezuela?

El presidente de la mayor potencia militar en la historia de la humanidad, Barack Obama, abrió una nueva fase de la intervención yanqui en Venezuela pues, según él, nuestro país representa una "amenaza inusual y extraordinaria" para la seguridad de Estados Unidos. Con el cinismo característico de los voceros imperialistas, el agresor quiere presentarse como víctima. ¿Cuál es en verdad la realidad? El pueblo venezolano es un pueblo pacífico. La única experiencia que registra la historia sobre la salida de fuerzas armadas venezolanas más allá de las fronteras, data del siglo diecinueve, cuando las tropas dirigidas por el Libertador Simón Bolívar, salieron a luchar, junto a los pueblos de Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, por la independencia, del imperio colonial español. Nunca, desde entonces y hasta el presente, se ha conocido la presencia de nuestros soldados fuera de nuestra fronteras, salvo en ocasionales invitaciones a desfiles como los que se escenifican en aniversarios como, por ejemplo, de la Batalla de Ayacucho. Pero ¿a cuento de qué viene esta queja del señor Obama? ¿Es creíble el absurdo de que un país como Venezuela pueda amenazar a una su-perpotencia como Estados Unidos? El gobierno yanqui, desde los mismos días en que el comandante Hugo Chávez se perfilaba como claro ganador en las elecciones venezolanas de 1998, desató gigantescas campañas para presentar una imagen groseramente deformada del líder que se insurgía como un hombre que encarnaba las tradiciones patrióticas de nuestro pueblo y su firme compromiso con la causa popular. Una vez que asume la presidencia, la campaña se arreció. Pero ya no solamente en términos de propaganda, sino de acciones para derrocarlo. Financiaron y coordinaron conspiraciones y golpes de Estado que fueron derrotados por la rápida movilización popular y los sectores patrióticos ampliamente mayoritarios dentro de la fuerza armada nacional. Pero no…
Continuar Leyendo
Opinion

Por Julio Escalona: El golpe, las colas y las Guerras Imperiales.

¡Es la hora de los hornos y no se ha de ver más que la Luz" ¡Presidente Maduro estamos con Ud.! Solidaridad, unidad de acción y critica Es el momento de la solidaridad, aunque la crítica siempre es importante, pero es el momento de la solidaridad o nos puede tocar autocriticarnos en los cementerios de la desilusión que podríamos estar creando nosotros mismo si no sabemos ponderar la relación entre la crítica, la solidaridad y la unidad de acción. En las circunstancias actuales el acento hay que ponerlo en la solidaridad y la unidad de acción. La crítica pública, por ahora, debe ser muy bien meditada y sobre todo ponderada en relación al uso que los enemigos puedan hacer de ella. Esto no requiera normas o amenazas con sanciones (que hasta donde sé nadie lo ha hecho). Lo que requiere es conciencia y responsabilidad Estoy seguro de que los revolucionarios vamos a saber qué hacer en cada caso. Creo que sabemos lo que está en juego y donde poner el acento según las exigencias de cada situación concreta. En este momento lo esencial es la solidaridad. Una observación crítica, bien atinada y bien planteada en el momento oportuno, también puede ser práctica solidaria. Es importante recordar de nuevo el consejo que dio Marx a la I Internacional: práctica común y reflexión sobre la práctica común. Es decir, construir sobre la base de la práctica común y de ahí derivar conclusiones teóricas para guiar la práctica común, pero siempre práctica. Hay que acompañar al presidente Maduro en todas las circunstancias La decisión de pasar de la desestabilización al derrocamiento inmediato está tomada Ahora no se trata solamente de una política de desestabilización. Ahora es el derrocamiento del presidente Maduro lo que está planteado. Creen que después de muchos meses de guerra…
Continuar Leyendo
Opinion

JOSE VICENTE RANGEL: ¿Nos van a invadir?

1 El imperio pierde la paciencia con Venezuela. Cuando el general Vincent Stewart, director de Inteligencia del Departamento de Defensa de EEUU, compareció ante una Comisión de la Cámara de Representantes para informar sobre la estrategia de seguridad de EEUU en 2015, mencionó a Venezuela y pronosticó algo muy concreto: una ola de protestas violentas en el país, coincidente con las elecciones parlamentarias de este año. ¿Cómo lo sabe el alto funcionario? ¿Quién le suministró el dato? ¿Lo obtuvo a través de la oposición interna o de los canales que tiene el gobierno norteamericano para enterarse de lo que ocurre en la región? No deja de ser curioso que un destacado personaje del gobierno de EEUU -de su entramado de seguridad y defensa-, se atreva a abordar un tema delicado que, en otras circunstancias, trataría el órgano encargado de la política exterior, el Departamento de Estado. La explicación para mí está en que cada día se hace más evidente que Venezuela es considerada por el gobierno norteamericano como un asunto que compete más al ámbito militar que al diplomático. En otras palabras, que estamos en presencia de la militarización del caso. O de su “pentagonización”. 2 ¿Qué significa esto? Ante todo que para el establecimiento político-militar estadounidense la oposición venezolana no garantiza un cambio de gobierno en el país. En Washington están conscientes de su debilidad, de sus divisiones y escasa capacidad de convocatoria. Al mismo tiempo consideran que el chavismo conserva su fuerza, cohesión y capacidad para enfrentar dificultades. Para salir airoso, como lo ha demostrado en distintos circunstancias. Derrocar a Maduro no es fácil, y más si quienes se lo proponen no constituyen opción para la mayoría del pueblo venezolano. Al mismo tiempo, en la región el gobierno chavista cuenta con amplia solidaridad y cualquier intento por acabar con la…
Continuar Leyendo
Opinion

Roberto Quaglia: ¿Podremos avanzar hacia un mundo multipolar en la actual situación de hegemonía mediática?

Los Estados que luchan contra el imperialismo no parecen haber tomado conciencia –o en todo caso no lo suficiente– de la importancia que reviste la existencia de medios de prensa no alineados. Sin embargo, las pruebas están a la vista. TeleSur, al-Mayadeen, PressTV y Russia Today defienden la libertad mucho mejor de lo que pudiera hacerse con otras armas. Y es precisamente de armas que estamos hablando. La gran cuestión de la geopolítica en este momento reside en saber si nos dirigimos hacia un mundo unipolar totalmente dominado por Estados Unidos (lo que los estadounidenses llaman, con la mayor arrogancia, «Full Spectrum Dominance») o si, por el contrario, marchamos hacia un mundo multipolar donde deberían coexistir varios centros de poder. Desde un punto de vista económico, el mundo ya es multipolar: Estados Unidos sólo representa alrededor de un 18% del Producto Bruto Mundial, según los datos de 2013, y esa contribución estadounidense se mantiene en constante descenso. ¿Cómo es posible entonces que Estados Unidos siga ejerciendo un nivel tan alto de dominación global? Su gigantesco presupuesto militar no basta para explicar tan alto grado de predominio. Es evidente que nadie puede pasarse la vida bombardeando a todo el mundo… La primera herramienta mágica de Estados Unidos para garantizar su predominio mundial es el dólar. Y el uso del término «mágica» no obedece aquí a la búsqueda de un simple efecto de estilo. El dólar es, efectivamente, una obra de magia ya que la Reserva Federal puede fabricarlo en cantidades ilimitadas y el mundo entero considera esos dólares como un valor real, aunque lo que en realidad tiene en mente son los petrodólares. Gracias a eso Estados Unidos puede darse el lujo de dedicarse a financiar «revoluciones de colores» y otras operaciones subversivas en todo el mundo. El hecho es que, fundamentalmente, eso no le cuesta nada. Ese es uno de los problemas que habrá que tener en cuenta para lograr que exista un mundo multipolar. La…
Continuar Leyendo
Opinion

Luciano Vasapollo: Crear un Alba mediterránea ayudará a encarar el neoliberalismo europeo.

Los países del sur europeo e Irlanda necesitan crear una asociación similar a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) para encarar el neoliberalismo, sostuvo el coordinador de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad en Italia, Luciano Vasapollo. En entrevista con Prensa Latina, Vasapollo sostuvo que el Alba es un modelo en el que pueden inspirarse Grecia, Italia, España y Portugal e Irlanda, " las naciones más afectadas en Europa por la crisis económica internacional". "Cuando hablamos de construir un Alba mediterránea significa crear las condiciones donde la toma de decisiones sea democrática, representativa, de base, popular y participativa, y también donde exista un área de intercambio solidario entre los países del sur europeo y el norte de África", enfatizó. A juicio del también profesor de la universidad italiana La Sapienza, y de la de La Habana, Cuba, la actual crisis es sistémica, del modo de producción capitalista y su solución no está en cambiar algunos elementos del sistema, sino éste totalmente. Recordó que la debacle de la deuda soberana de la Eurozona se desató por Grecia, "on una ola de pánico que se ha traducido en exigencias políticas radicales de disciplina fiscal por sus acreedores". Vasapollo condenó la postura de la Troika ( el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional ), de querer imponer al país helénico más recortes y austeridad en detrimento del nivel de vida de la población. Explicó que en el sur de Europa "no tenemos relación de fuerza y por ello proponemos una unión de base amplia, que agrupe a desempleados, inmigrantes, clase media pobre. El objetivo es crear trabajo, una justa redistribución de la riqueza y forjar un futuro para los desamparados. Es una lucha que desarrollamos con la participación de…
Continuar Leyendo
Opinion

El arte de la guerra: A sólo 3 minutos de la medianoche por Manlio Dinucci

Según la Federación de Científicos Estadounidenses, la probabilidad de estallido de una guerra nuclear es en este momento similar a la que existió en tiempos de la guerra fría. Manlio Dinucci recuerda que, olvidando sus promesas electoralistas, Barack Obama ha reactivado la carrera armamentista nuclear. Dinucci expone aquí el desarrollo sin precedentes del arsenal nuclear de Estados Unidos. Red Voltaire | Roma (Italia) | 28 de enero de 2015 La aguja del Reloj del Apocalipsis, el simbólico índice que utiliza el Boletín de los Científicos Atómicos para mostrar a cuántos minutos estamos de la medianoche que sería la guerra nuclear, se ha desplazado hacia el momento fatal: en 2012 estábamos a 5 minutos de la medianoche nuclear y en 2015 estamos a sólo 3 minutos de ella , como en 1984, cuando el mundo se hallaba en plena guerra fría. Los grandes medios de prensa no dijeron absolutamente nada sobre ese tema, a pesar de que quienes están tocando la alarma son prestigiosos científicos de la universidad de Chicago. En efecto, después de consultar a otros colegas –entre los que se hallan 17 ganadores del Premio Nobel–, estos respetables hombres de ciencia evalúan la posibilidad de que se produzca una catástrofe provocada por el uso de armas atómicas ahora conjugado con el cambio climático. El prudente optimismo sobre la posibilidad de mantener bajo control la carrera armamentista nuclear se ha desvanecido ante 2 tendencias: el impetuoso desarrollo de los programas de modernización del armamento nuclear y el sustancial bloqueo de los mecanismos de desarme. En primer lugar entre los factores que provocan la reactivación de la carrera armamentista nuclear, los científicos estadounidenses señalan el programa de «modernización» de las fuerzas nucleares estadounidenses, cuyo costo califican de «astronómico». Confirman así lo que ya se había documentado anteriormente : el presidente estadounidense Barack Obama –a quien se le otorgó en 2009 el Premio Nobel de la Paz por «su visión de un mundo libre de armas nucleares, que ha estimulado poderosamente el…
Continuar Leyendo
Opinion

Por Sergio Sanchez: Chavismo-Oposición; Falsa Contradicción Política y Cultural que amenaza a la Revolución Socialista

De cómo hemos ido entregándole grandes masas del Pueblo al Proyecto imperialista por olvidarnos de la esencia cultural del legado de Chávez  “Chávez, en Venezuela no pueden haber 4 millones de oligarcas…” Fidel Castro Ruz 2004, luego de una victoria electoral de la Revolución Desde inicios de la Revolución se ha dividido la política en Venezuela entre patriotas y oligarcas, luego entre revolucionarios y escuálidos (en referencia a lo débil y pequeño) y más recientemente se habla de Chavistas y opositores.  En esta polarización, hasta el gato ha debido tomar partido. Muy pocos se han mantenido al margen de esta polarización. La gran mayoría hemos fijado postura en una Venezuela que sin dudas, ha venido atravesando una revolución política.  Es común escuchar de los opositores que “Chávez dividió a Venezuela” porque antes de Chávez no existía el “odio de clases”. De esta manera superficial resuelven la invisibilización política de la que padecían millones de pobres en la Venezuela Puntofijista, millones de pobres que estaban excluidos de la educación, de los derechos laborales, de la comida, del agua, etc. Para, aún, muchos opositores, sencillamente esa gente no existía, Venezuela era solo el este de Ccs, el norte de Maracay y Valencia y algunos sectores lindos de las grandes urbes del país. Mientras la Izquierda Venezolana, con desarrollos teóricos muy elaborados, complejos discursos sobre “el papel del trabajo en la transformación del mono en hombre” y sus múltiples fracciones Pro chinas, Pro Soviéticas, Guevaristas y albanesas, que en general no pasaba del 2% de los comicios electorales, llegó Chávez y aglutino el acumulado histórico del Pueblo y logró unificar a las grandes masas de pobres y capas medias en torno a un idea central: Debemos construir una patria soberana, solidaria y justa. Aún en los escenarios de debate nacional no se escuchan argumentaciones de como un militar…
Continuar Leyendo
Opinion

¿Podemos fiarnos de la progresía intelectualista?

Por Iñaki Gil de San Vicente Respuesta al cuestionario de once preguntas del colectivo venezolano Pasajeros del Sur, a raíz del X Congreso de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, celebrado en Caracas. Pregunta No 1- ¿Cuál es el papel del intelectual en este momento histórico que vive la humanidad? ¿Cuál es el intelectual necesario, es decir, qué es un intelectual y para qué sirve en el siglo XXI? Lo primero que debemos dilucidar es el concepto de «intelectual», no vaya a ser que en realidad pensemos cosas opuestas aunque creamos que hablamos de lo mismo. Siempre es bueno empezar por la ideología dominante, la burguesa, porque nos permite saber qué camino no debemos seguir. La Enciclopedia editada por Salvat-El País en 2000, tenida como una de las menos reaccionarias en lengua española, define al intelectual así: «Perteneciente o relativo al conocimiento. Espiritual o incorpóreo. Dedicado preferentemente al cultivo de las ciencias y letras». La idea está clara: el intelectual es una persona dedicada, si no a la contemplación pasiva o a la elucubración abstracta, sí al cultivo de un pensamiento bastante separado de las mundanas prácticas sociales, del sucio barro de la realidad. La definición aquí presentada choca de pleno con la dialéctica de la praxis que presenta Marx en sus Tesis sobre Feuerbach, punto de arranque de cualquier reflexión seria sobre el eterno problema del «papel de los intelectuales», que a lo sumo se han dedicado, y se dedican, a interpretar el mundo cuando lo que hay que hacer es transformarlo. Choca frontalmente, por tanto, con su concepción –y con la de Engels– sobre el contenido ético-político, «subjetivo», de la filosofía marxista, en la que el llamado «criterio de la práctica» no sólo determina el proceso de pensamiento y de avance en la verdad como fuerza…
Continuar Leyendo