Por: Prensa CNH / Albaciudad.org |

Credito: Albaciudad.org

luis_britto_garcia_0517

 

 

 

19 mayo 2017 – Para el escritor y abogado Luis Britto García la convocatoria a constituyente ofrece la oportunidad de fundar de una vez por toda una república socialista. «Pongamos sin temor la primera piedra del socialismo venezolano», expresó el intelectual este jueves 18 de mayo en la Cátedra Federico Brito Figueroa del Centro Nacional de Historia.

El catedrático destacó el carácter de la Constitución como máxima expresión de la soberanía de un pueblo. En este sentido, explicó los motivos por los cuales es necesaria una constituyente, entre los cuales resaltó la consagración de cambios en los poderes establecidos.

De igual modo, propuso que, en ejercicio de su soberanía, el pueblo consagre «la declaración de la propiedad social de los bienes de producción».

Solventar el desabastecimiento

Britto García enfatizó que uno de los más complejos problemas que atraviesa Venezuela es el de la distribución de bienes, que entre otras cosas ha originado una «escasez artificial, —en especial de medicinas— la cual comparó con la experimentada por Chile antes de la caída de Allende. Sugirió tomar en cuenta las causas de este conflicto —como «el oligopolio de la distribución de bienes» — a la hora de enfrentarlo, y planteó como solución detener la entrega de dólares preferenciales a esas empresas.

«Para que tengamos una constituyente que consiga el solidario apoyo mayoritario hay que resolver el problema del desabastecimiento», enfatizó el ponente. Al respecto se refirió a las elecciones celebradas el 6 de diciembre de 2015, donde a su juicio las personas se abstuvieron de votar por el bolivarianismo en vista del desabastecimiento que se estaba desencadenando. «La tarea es recuperar el voto perdido» sentenció el catedrático.

Público-en-Catedra-Britto-680x379

Evitar que se tuerza la voluntad popular

El ponente advirtió que es necesario hacer un escrutinio de los propósitos de la constituyente y entender cuáles son sus objetivos, para ello resaltó algunos planteamientos que considera que se deben debatir.

En primer lugar, explicó que en la constituyente de 1999 se planteó que Venezuela no debía someterse a ningún tribunal extranjero ni contrato de interés público, pero finalmente se agregó la coletilla «a menos que la naturaleza del contrato lo haga necesario», lo cual pone en riesgo la autonomía del país.