La jornada de este lunes fue un revés para la oposición venezolana. La escasa participación de adeptos en el «plantón» convocado en Caracas y la acción de las fuerzas de orden público amenazan con apagar la protesta de calle, mientras avanza la Constituyente planteada por Maduro.

Protestas en mengua: ¿Se apaga la convocatoria de la oposición venezolana?

A las 9:00 de la mañana, la Plaza Altamira -epicentro de la protesta opositora en el este de Caracas- estaba desierta.

A tempranas horas de este lunes, efectivos de orden público detuvieron a un grupo de personas en esa zona, indentificadas con la oposición, que pretendía obstaculizar el libre tránsito en una de las principales avenidas de la ciudad como método de protesta en contra de la Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro.

En las redes sociales no abundaron las fotografías de multitudinarias concentraciones, no. En cambio, desde diversos puntos de la capital, grupúsculos de no más de 30 personas intentaban impedir el flujo de automóviles.

En la Autopista Francisco Fajardo, a la altura de la base militar de La Carlota, los manifestantes agredían verbalmente a los conductores que intentaban sortear la barricada y la «cadena humana» de una decena de personas que gritaban: «¿Quiénes somos? Venezuela, ¿qué queremos? ¡Libertad!».

 

 

Los días lunes son las jornadas en que llegan los camiones de insumos a la ciudad capital. Las protestas de este tipo, que ya se han hecho habituales en el este de Caracaas, afectan especialmente la distribución de alimentos en la difícil coyuntura económica que vive el país. Las filas de gandolas varadas en las vías de acceso dieron cuenta de ello.