Los últimos mensajes del gobierno de Estados Unidos en relación a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) conserva grandes similitudes con las objeciones realizadas por estas dos figuras políticas venezolanas.

trump_constituyente

Lo que dicen el gobierno de Estados Unidos y Almagro

Ampliamente sabido es que un presidente habla a través de sus funcionarios políticos. De manera que se puede inferir la actual posición de Donald Trump sobre la propuesta constituyente venezolana a través de sus subsecretarios y altos funcionarios institucionales, que respaldan la postura de su administración.

En esta línea, de acuerdo al subsecretario adjunto para la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental para la región Andina de EEUU, Michael Fitzpatrick, el llamado a ANC «sobrepasa a la voluntad del pueblo venezolano y además erosiona la democracia venezolana».

Según Fitzpatrick, la Constituyente además «va a profundizar la crisis y la confianza entre las partes», lo que abre las puertas para que EEUU considere sanciones «adicionales individualizadas bajo la ley de Democracia de Venezuela de 2014», financiada por la petrolera Chevron. En su opinión, lo que necesita el país es que se respete su Constitución.