1070014295imagses

En 2016, China pasó por primera vez a Estados Unidos en registro de patentes, pero aún pesan mucho las multinacionales no chinas, que instalan sus áreas de Investigación y Desarrollo cerca de las universidades del país asiático, aseguró el economista Gustavo Girado, autor de un libro sobre el proceso tecno-industrial de China que asombra al mundo.

En «¿Cómo hicieron los chinos? Algunas de las causas del gran desarrollo del gigante asiático», que acaba de publicarse, Girado, docente de varias universidades argentinas, plantea que China siguió el camino de otros países que se industrializaron como Gran Bretaña, Estados Unidos o Japón, «tomando» conocimientos prestados, pero en su caso con un Estado planificador, lo cual sigue siendo la regla aunque cada vez hay mayor cantidad de empresas privadas.

«En China se radicaron muchas multinacionales de alta tecnología, y el gobierno central encara un proceso de aprendizaje y maduración de ese conocimiento que ellas llevan, se apropia de ese conocimiento, pero es una economía transformada por la dirección del Estado», dijo.

«El gran desafío hoy para Beijing –señaló Girado- es la innovación. Es la base del «sueño Chino» que propone el presidente Xi Jinping. Todavía el valor agregado y los componentes de mayor densidad tecnológica, en los bienes de punta, no tienen una gran participación china, a diferencia de otros productos de menor complejidad donde sí el grueso de la parte más intensiva es China. Para alcanzar esa meta Biejing está enfocado en la innovación». Y dijo que otras metas importantes son para elevar el ingreso por habitante hasta los niveles de los países más avanzados, de cara al centenario de las fundaciones del Partido Comunista, en 2022, y de la República Popular, en 2049.

Por otra parte, tras cinco años de la «masacre de Curuguaty» — un enfrentamiento con muertos que fue la excusa de la oligarquía paraguaya para sacar del poder al presidente democráticamente electo Fernando Lugo — el profesor Rocco Carbone analizó las causas y las consecuencias. El especialista subrayó la farsa del juicio y la impunidad que rodea el caso. «En el tiroteo murieron policías y campesinos, sin embargo no hay ningún policía imputado ni preso y aún hoy sigue en la cárcel Rubén Villalba uno de los líderes campesinos».

En Voces del Mundo se informó, además, sobre el pedido de los periodistas mexicanos al presidente Enrique Peña Nieto para que se frenen los asesinatos a trabajadores de prensa, se esclarezca el asesinato de Javier Valdez y se castigue a los culpables. Valdez era un periodista especializado en narcotráfico que fue asesinado hace un mes por sicarios que lo balearon. También se comentó la venta de cazabombarderos de EEUU a Catar señalando el hecho de que hace pocas semanas Washington vendió armas a Arabia Saudí, país enfrentado a Catar.