bombardeos_siria.jpg_1718483346

26-09-14.-Las refinerías son campos improvisados por el “Estado Islámico” para robarse el petróleo sirio y financiar sus actos. Estos campos no pertenecen al Estado sirio.

La coalición internacional encabezada por Estados Unidos (EE.UU.) para atacar posiciones del “Estado Islámico (EI)” en Siria ha bombardeado hasta este viernes unos 13 campos petroleros improvisados que están en manos del grupo terrorista.

El corresponsal de teleSUR en Siria, Hisham Wannous, señaló que se tratan de 13 refinerías improvisadas y que no pertenecen al Estado Sirio.

“La excusa de la alianza es que quiere reducir los métodos de financiamiento de la organización terrorista (EI) porque están robando el petróleo sirio y lo están contrabandeando y vendiendo a través de Turquía a terceros países, sobre todo Israel y países europeos”, explicó el periodista.

Los ataques de la noche de este jueves tuvieron como objetivo el yacimiento de Al Tank, en el este de la provincia de Deir al Zur, fronteriza con Irak y la zona petrolera del desierto de Al Quria.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó que en Deir al Zur, la aviación también bombardeó bases del EI en las afueras de la localidad de Al Mayadin, donde se cree que tiene campos de entrenamiento para combatientes extranjeros.

El OSDH agregó que desde la noche del lunes, cuando comenzaron los bombardeos, al menos 73 hombres se unieron a la organización terrorista. Los reclutamientos se efectuaron el pasado 23 y 24 en la periferia de Alepo, al norte del país.

De esos 73 nuevos combatientes, al menos 41 provenían de otros grupos extremistas. Asimismo, se unieron 23 hombres y jóvenes sirios, que no pertenecían a ningún grupo, así como nueve extranjeros: cinco árabes y cuatro europeos, informó la ONG.

A finales de junio, el EI proclamó un califato en Irak y Siria, al mes siguiente, unas seis mil 300 personas se adhirieron a sus filas, de tal modo que julio fue cuando más reclutamientos hizo el EI desde que empezó a operar en Siria en abril de 2013.