Luego de su aplazamiento en julio por razones de seguridad, como consecuencia de las violentas guarimbas desatadas en el país por la oposición, las cuales dejaron más de 100 muertos, hoy arrancó la 54 edición de la Vuelta Ciclista a Venezuela, con una etapa que tuvo partida en Valera (Trujillo) y meta en Timotes (Mérida).

Inicialmente, la competencia debía tener inicio el 7 de julio, hasta que el presidente de la Federación Venezolana de Ciclismo, Artemio Leonett, anunció la posposición.

Generalmente, el pelotón del giro nacional transita por el itinerario llano, y en esta ocasión también será así, pues la mayor parte del recorrido tendrá ese tipo de superficie.

No obstante, la primera etapa, la que correrieron hoy desde las 10:00 de la mañana, se salió de ese molde: presentó fuertes ascensos que se traducirán en dificultades para aquellos sin muchas condiciones para el terreno de montaña.

Es una etapa única en la Vuelta a Venezuela, ya que su caravana arribará por primera vez a Timotes.

La jornada de apertura transcurrirá por un trayecto de 111,3 kilómetros que pueden ser decisivos, ya que es propicio para producir grandes diferencias en la clasificación general individual.

En ese espacio, los pedalistas se encontrará con cuatro sprints (embalajes), dos de ellos premiarán con bonificación de tiempo (se le restan segundos a los primeros en pasar) y dos con puntos.

Lo llamativo es que también disputarán cuatro premios de montaña, dos de categoría C, uno B y el otro A, como para conseguir diferencias que desde la etapa inicial contribuyan a perfilar la clasificación general individual final.

El punto de partida, en Valera, estará a una altitud de 530 metros sobre el nivel del mar. Arrancarán y bajarán hasta los 300m para luego empezar a subir y encontrar el primer puerto de montaña (C), a 61 kilómetros del recorrido, y a una altura de 490m.

El siguiente premio, también catalogado como C, está a 91 km y a 1.350 metros de altitud.

Más complicado y exigente será el de la categoría A, a los 108 km en el sitio conocido como Las Caraotas, a una altura de 1.815m, y para llegar treparán pendientes con desniveles de hasta 13,85 por ciento.

A la llegada, en la Plaza Bolívar de Timotes, estará el premio categoría B, a 1.980 metros de altitud.

El punto más alto es el techo de la Vuelta.

CIUDAD CCS

N135 Caracas, 15 de diciembre de 2017.- La cesta venezolana de crudo y derivados cerró el viernes con un alza marginal, promediando 56,12 dólares por barril (dpb), empujada por el cierre de operaciones del oleoducto del Mar del Norte, que transporta el crudo de referencia global, Brent. Entre el 11 y el 15 de diciembre, el crudo local subió 0,3 dólares, según reportes del ministerio del Poder Popular para Petróleo venezolano. En lo que va del año, el precio promedio del crudo local se ubica en 46,24 dpb, por encima de los 35,15 dpb del 2016. /CP