004_mg_4637_1491872387-768x512

Caracas, 14 de diciembre de 2017.- Hace 13 años, los líderes revolucionarios Hugo Chávez y Fidel Castro crearon la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) el 14 de diciembre de 2004 en la capital de Cuba, La Habana.

La iniciativa nació para integrar a los pueblos del continente como contraparte del Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA), promovida por Estados Unidos para instaurar un libre mercado en detrimento de las economías emergentes del sur.

En los siguientes años se sumaron al ALBA, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Dominica, Santa Lucía, Granada, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves.

Entre sus principales proyectos están el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), para un comercio justo y complementario entre los países el Banco del Alba; el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), que sustituye el dólar en los intercambios comerciales del bloque; las empresas gran nacionales; programas de cultura, alfabetización, salud y cooperación energética.

Inicialmente, el ALBA hacía referencia a la Alternativa Bolivariana de los Pueblos de América Latina, hasta que en junio de 2006, a petición del presidente Evo Morales, el bloque pasó llamarse Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio con los Pueblos (ALBA-TCP).

Hasta la fecha, los resultados concretos alcanzados mediante la alianza ha sido la superación del analfabetismo, la atención médica gratuita y, particularmente la recuperación de la vista de un millón 700 mil personas.

Aunado a esto, destaca los esfuerzos de ayuda económica a países como Haití y Nicaragua, este último, en la generación eléctrica.

Durante el año 2017, el espacio de integración ha asumido un rol activo en la defensa de la soberanía de los pueblos, ante la arremetida del Gobierno de Estados Unidos, tras la asunción de Donald Trump, quien ha implementado políticas coercitivas unilaterales de carácter económico y financiero contra Venezuela.  /CP

N135 Caracas, 15 de diciembre de 2017.- La cesta venezolana de crudo y derivados cerró el viernes con un alza marginal, promediando 56,12 dólares por barril (dpb), empujada por el cierre de operaciones del oleoducto del Mar del Norte, que transporta el crudo de referencia global, Brent. Entre el 11 y el 15 de diciembre, el crudo local subió 0,3 dólares, según reportes del ministerio del Poder Popular para Petróleo venezolano. En lo que va del año, el precio promedio del crudo local se ubica en 46,24 dpb, por encima de los 35,15 dpb del 2016. /CP