desfile24

El pueblo de Trujillo celebró este jueves los 23 años del 4 de Febrero, Día de la Dignidad Nacional, con un colorido desfile cívico militar que recorrió la avenida Bolivariana de Valera.

Bajo un sol radiante, personas de distintas localidades de la entidad andina, se apostaron a lo largo de la mencionada arteria vial para presenciar el paso de más de 2.800 personas, entre civiles y militares, que integran los diferentes entes que impulsan el desarrollo de Trujillo como una potencia.

Instituciones que ejecutan políticas en las áreas de la cultura, el deporte, la educación, el turismo, la salud y la infraestructura, así como los diversos componentes militares y de seguridad que protagonizaron el desfile, a su paso por la tribuna de honor encabezada por el gobernador Henry Rangel Silva, fueron descritas en relación a su misión, visión y el aporte que hacen para el desarrollo de la entidad.

Tradiciones y manifestaciones culturales trujillanas como la leyenda de los Momoyes (duendes protectores del agua), la muñeca de la calenda y muestras dancísticas, deleitaron a su paso a los presentes, así mismo los niños, niñas y adolescentes de diversas escuelas y liceos, resaltaron con su gracia y espontaneidad entre los participantes.

Entre los organismos participantes se encontraban Zona Educativa, Dirección de Cultura, Corporación Trujillana para el Turismo, Fundación Trujillana para la Salud, Fondo Único de Desarrollo del estado Trujillo, Servicio Autónomo para el Deporte y las empresas socialistas del Asfalto, de Mantenimiento y Ornato y Venezolana del Vidrio.

Asimismo, estuvieron presentes las Misiones y Grandes Misiones: Ribas, Sucre, Vivienda Venezuela, Barrio Nuevo, Barrio Tricolor y estructuras de base del Partido Socialista Unido de Venezuela.

También desfiló el Movimiento Juvenil Bolivariano, colectivo conformado por motorizados y estudiantes de las universidades Nacional de la Seguridad y Experimental de las Fuerzas Armadas.

desfile7

Homenaje al comandante Chávez

En su intervención desde la tribuna principal, el gobernador Rangel Silva destacó la importancia histórica que ha tenido el 4F, principalmente porque en ese momento surgió el más grande líder que ha tenido el país: el comandante Hugo Chávez, a quien rindieron principalmente honores con el desfile cívico militar.

«El 4 de febrero es el día en que amanecieron las tropas al mando de nuestro comandante eterno Hugo Chávez Frías haciendo un acto profundamente necesario en esa época», expresó, a la vez que enalteció el «por ahora» pronunciado en esa oportunidad por el comandante Chávez y que en la actualidad mantiene vigencia.

«Ese por ahora es la victoria política del 4 de febrero; el pueblo lo esperaba y no decía nada porque estaba asustado luego de haber pasado por la pésima experiencia de haber sido masacrado el 27 y 28 de febrero del año 89. En la Fuerza Armada teníamos una profunda pena con ese pueblo, porque fueron las órdenes de las élites militares que hicieron que muchos soldados salieran a dispararle al pueblo porque tenía hambre», aseveró.

Rangel Silva sostuvo que ese triste episodio de 1989 jamás se repetirá en este país mientras las Revolución Bolivariana esté gobernando.

«Este 4 de febrero lo venimos a celebrar con el pueblo de Trujillo, porque el 4 de febrero dejó de ser una celebración de un grupo de militares y se hizo pueblo», precisó el mandatario trujillano.

El pueblo trujillano que disfrutó del desfile también enalteció la gallardía del líder revolucionario Hugo Chávez, quien se dio a conocer aquel 4 de febrero asumiendo la responsabilidad absoluta de la rebelión.

«Esas palabras del comandante siguen retumbando 23 años después de esa rebelión. Desde ese entonces el pueblo venezolano avivó la esperanza de que una Venezuela mejor era posible», expresó Rafael Bencomo, habitante de Valera, quien recordó que para la época tenía 20 años.

Asimismo, la joven Yasmira Suárez, manifestó que aun cuando no había nacido para ese entonces, pues sólo cuenta con 21 años de edad, ese ‘por ahora´ del comandante Chávez ha marcado su vida, que ha consagrado a la causa revolucionaria.

«He escuchado en grabaciones esas palabras del comandante y me llegan al alma. Siento un profundo respeto y admiración por eso hombre que en todo momento luchó para que el pueblo no fuera más nunca oprimido. Estoy comprometida con este proceso revolucionario y rodilla en tierra dispuesta a defenderlo», sostuvo la joven trujillana.