Un grupo de iraníes fueron sancionados por el Departamento del Tesoro de EE.UU. por “robar” datos para el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos (EE.UU)., incluyó este viernes en su lista de sanciones a diez ciudadanos y una entidad iraní por haber “hackeado” los servidores del Gobierno, de universidades estadounidenses y de terceros países.

“El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC por su sigla en inglés) subcontrató intrusiones cibernéticas al Instituto Mabna, una red de hackers que se infiltró en cientos de universidades para robar datos confidenciales”, reza el documento oficial.

“El Departamento del Tesoro sanciona a los actores cibernéticos iraníes por actividades maliciosas habilitadas para cibernéticos dirigidas a cientos de universidades”, informó el gabinete a través de redes sociales.

El fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoffrey Berman, había presentado acusaciones contra estos ciudadanos por supuestamente haber lanzado ataques informáticos contra el Departamento del Trabajo de EE.UU. y la Comisión Federal Reguladora de Energía.

Según la acusación, los informáticos también atacaron a 36 grandes compañías de distintos sectores.

El documento oficial señala que a los ciudadanos sancionados le fueron bloqueadas las propiedades e intereses de su propiedad; además, se le prohíbe a las personas estadounidenses “realizar transacciones con ellos”.