14333563_xl

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anuncia aranceles del 25 por ciento para una parte de las importaciones chinas valorada en 50 000 millones de dólares.

En un comunicado emitido este viernes, Trump señala que a pesar de su importante relación tanto con China como con su presidente, Xi Jinping, impondrá tasas aduaneras a importaciones del gigante asiático que “contengan tecnologías muy importantes en el plano industrial”.

“Mi formidable relación con el presidente Xi de China y la relación de nuestro país con China son importantes para mí. Sin embargo, el comercio entre nuestras naciones es muy desigual, desde hace mucho tiempo”, dice el inquilino de la Casa Blanca para justificar la medida.

Al mismo tiempo, Trump advierte de que Washington establecerá nuevas barreras comerciales si Pekín adopta represalias, como podrían ser nuevos aranceles a bienes de EE.UU., ya sea a servicios o a productos agrícolas.

También hoy viernes y en un comunicado separado, el representante de Comercio Exterior de EE.UU. (USTR, por sus siglas en inglés) ha hecho pública la lista de los productos chinos a los que se impondrán las tasas y ha precisado que la mayoría de ese comercio (34 000 millones de los 50 000, estima Washington) comenzará a ser gravado a partir del 6 de julio.

El “segundo lote” de importaciones provenientes de China, valorado en 16 000 millones de dólares, será sometido a un examen adicional” que incluirá un período de consultas y audiencias públicas, añade la nota.

Según el texto, la lista de productos cubre en total “1102 líneas de aranceles, por un valor de 50 000 millones de dólares de valor comercial en 2018”.

El jueves, el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Geng Shuang, amenazó con una posible ruptura por Pekín de los acuerdos comerciales alcanzados con EE.UU., si este pone en marcha una nueva guerra arancelaria contra Pekín.

ftn/mla/hgn/alg