Alberto-600

Caracas, 04 de septiembre de 2018.- A 113 años de su natalicio, uno de los legados de Alberto Arvelo Torrealba es su poema Florentino y el diablo, que cuenta la leyenda del mejor jinete y coplero de los llanos venezolanos, quien se consiguió con el diablo y lo desafió a contrapuntear, por lo que tuvo que ingeniárselas hasta que amaneció, para que no se llevara su alma, sino que con la luz del sol el Diablo desapareció completamente derrotado.

Este poema convertido en canción lo interpretaron y popularizaron el “Carrao de Palmarito”  y  José Romero Bello “Joseíto Romero”. El comandante Hugo Chávez lo rescató para el pueblo venezolano como un valor de la canta criolla.

En ocasión de esta fecha el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, elogió la labor literaria de Arvelo Torrealba y este martes lo recordó en su cuenta de la red social Twitter @NicolasMaduro.