De acuerdo con un sondeo emitido el lunes por la encuestadora Cedatos, un 59,3 % de los ecuatorianos no cree en la palabra de su presidente, Lenín Moreno.

Entre un 51,4 % de los ciudadanos, conforme calcula Cedatos, ha descendido la popularidad de Moreno, mientras que un 59,3 % dijo no creer en la palabra del jefe de Estado y un 51,7 % sostuvo que no aprueba su actitud ni su forma de ser.

Al respecto, el presidente ejecutivo de la mencionada empresa de sondeos, Polibio Córdova, recordó que Moreno recabó, en agosto de 2017, un 77 % de aprobación, un 68 % de credibilidad y un 72 % de apoyo a su forma de ser, pero, señaló, los problemas económicos han erosionado la imagen del mandatario.

Según Córdova, las dificultades en el campo económico que atraviesa el país, sobre todo la falta de empleo, han provocado que la aceptación del mandatario haya caído.

“Muchos padres han perdido el trabajo, muchos hijos no encuentran trabajo, no han tenido incluso la posibilidad de poder continuar sus estudios”, declaró el presidente de Cedatos.

 

 

Sin embargo, Córdova reveló que Moreno tiene en aceptación “un margen que lo diferencia de gobiernos anteriores”, algo que “debe ser sumamente cuidado para que ya no siga en la misma pendiente”.

La medición, que tiene un margen de error del 3,4 % y fue realizada a 2440 personas mayores de 16 años, también arroja que el 41,1 % de los encuestados aprueba la gestión de Moreno, el 36,9 % cree en su palabra y el 41,6 % apoya su actitud y forma de ser.

Asimismo, el estudio pone de relieve que un 67,9 % de los entrevistados no cree en la palabra de los asambleístas, frente al 21,6 % que sí lo hace, además de que un 46,5 % desaprueba la gestión de la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, mientras que un 32,5 % apoya su labor.

Moreno ganó las elecciones presidenciales con la promesa de mantener la política de bienestar social de su predecesor y correligionario en el movimiento Alianza País, Rafael Correa, pero desde que asumió el cargo ha puesto en práctica medidas económicas neoliberales que han afectado a las esferas más vulnerables y provocado protestas.

Por su parte, Correa dice que Moreno le dio una puñalada por la espalda y denuncia que sus políticas han hecho retroceder a Ecuador 20 años.

nlr/anz/fmd/rba