El Congreso de Colombia solicitó al presidente colombiano, Iván Duque, reiniciar lazos bilaterales con Venezuela para calmar las tensiones diplomáticas.

“Solicitamos al presidente Dr. Iván Duque y su canciller Dr. Carlos Holmes evitar un escalamiento de la crisis diplomática con Venezuela y trabajar por la normalización plena de las relaciones binacionales”, se lee en el comunicado emitido el jueves por la Comisión de Paz del Congreso colombiano después de la reunión en la misma jornada de los miembros del órgano.

De acuerdo con el senador colombiano, Armando Benedetti, miembro de la Comisión de Paz, el propósito principal de esta solicitud es evitar la ruptura de los vínculos bilaterales entre ambos países.

Asimismo, explicó el diplomático colombiano, que las tensiones bilaterales afectan a las relaciones con la región y la vida de millones de personas que viven en la frontera.

Por otro lado, Ernesto Samper, el expresidente colombiano, cuyo mandato fue entre los años 1994-1998, por su parte, exhortó al jefe de Estado colombiano convocar a la Comisión de Relaciones Exteriores, como herramienta diplomática que funcione como intermediario para resolver el “conflicto que no existe”.

Del mismo modo, el exmandatario colombiano, quien participó en dicha reunión, hizo hincapié en la importancia del papel de Venezuela en la consolidación de la paz en Colombia, en el marco del desarrollo del diálogo que mantuvo la Administración de Duque con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“Venezuela es un factor muy importante para la consolidación de la paz en Colombia, y si en la zona en la frontera llega a darse un conflicto como algunos sectores están estimulando, eso complicaría las posibilidades de un proceso de paz”, recalcó Samper.

Desde que Duque ha llegado al poder, las relaciones bilaterales entre Venezuela y Colombia se han interrumpido. El mandatario colombiano ha insistido varias veces a la comunidad internacional “acorralar” a la Administración de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.

El Gobierno chavista, por su parte, acusa a Colombia de secundar a Estados Unidos en sus esfuerzos para intervenir Venezuela y derrocar al jefe de Estado venezolano.