Unos hackers desconocidos están secuestrando impresoras de todo el mundo con el siguiente mensaje: «salven a PewDiePie».

Se trata de una serie de ataques, presumiblemente perpetrados por seguidores del videobloguero sueco PewDiePie -el (hasta ahora) youtuber más popular de la plataforma, con más de 77 millones de suscriptores- que están ocurriendo en varios países, desde Reino Unido hasta España, Estados Unidos, Argentina, Chile o Australia.

El primer ataque se dio a finales de noviembre, cuando unos hackers anónimos bajo el seudónimo de Hacker Giraffe dijeron haber secuestrado 50.000 impresoras para crear posters en apoyo a su videobloguero favorito.

Desde entonces, los ataques han aumentando y el número de impresoras afectadas ha ascendido a más de 100.000 según los perpetradores, aunque la BBC no pudo verificar esa cifra.

Los ciberataques se estarían llevando a cabo con el propósito de evitar que PewDiePie sea destronado como el youtuber «más popular del mundo».