La decisión ordena la liberación de presos condenados en segunda instancia y cuyas sentencias requieran ser confirmadas por tribunales superiores.

El ministro Marco Aurélio, del Supremo Tribunal Federal, determinó este miércoles la liberación de todos los detenidos juzgados en segunda instancia. Esta decisión podría beneficiar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.