“No podrá imperio alguno arrebatarnos nuestro derecho a ser felices”, ratificó este miércoles el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, a propósito del cierre del año 2018, en medio de sanciones económicas y financieras impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos.

A través de su cuenta en Twitter, el jefe del Estado venezolano subrayó que el año en curso representó un período de dificultades, pero también de victorias en el campo democrático.

“Concluiremos con alegría un año 2018 de históricas victorias, dando inicio al 2019, en las mejores condiciones, para hacer de Venezuela una patria próspera e inexpugnable. No podrá imperio alguno, arrebatarnos nuestro derecho a ser felices”, dijo