Antonio Gramsci nació en Ales, en el Reino de Italia un día como hoy en 1891. Creció en un hogar con dificultades económicas que no le permitieron adelantar sus estudios en su juventud, pero logró con el tiempo ser un gran político, filósofo y teórico marxista.

Su juventud estuvo marcada por un claro compromiso político, que lo llevó a militar en el partido socialista, a estudiar en la Universidad de Turín y a trabajar en el diario de izquierda Avanti.

Gramsci, fundó el Partido Comunista italiano, trabajó para la Komintern en Moscú, Rusia y Austria, quienes iniciaron la revolución cultural marxista del siglo XX.

A su vez, creó el diario comunista l’Unità y, por ser firme opositor al movimiento fascista de Mussolini, lo encarcelaron culpándolo de incitación al odio de clases, de instigación a la guerra civil y otros cargos.

Pasó el resto de su vida en prisión al ser condenado por el gobierno de Mussolini, además fue sometido a blasfemias y malos tratos, que aunado a la tuberculosis que padecía, lo llevó a la muerte.

En base a esto, el jefe de Estado, Nicolás Maduro, conmemoró los 128 años del natalicio y destacó que a pesar de las condiciones en las que vivió el italiano, no se doblegó a sus principios e ideales.

“Conmemoramos 128 años del natalicio de uno de los grandes revolucionarios de la historia, Antonio Gramsci. Filósofo y teórico italiano, que a pesar de las circunstancias a las que fue sometido, no se doblegó. Sus ideales nos convocan a continuar la lucha contra el fascismo.”, escribió en su cuenta oficial de Twitter @NicolasMaduro.