Continúan los ataques al cuerpo económico del país, recientemente diez embarcaciones que transportaban gasolina hacia Venezuela fueron saboteadas como parte de la persecución derivada de las sanciones que aplica Estados Unidos (EE.UU.) contra la nación suramericana.

La denuncia fue realizada por el jefe de Estado y de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, la tarde de este lunes, al precisar que “cuando no nos roban el dinero nos persiguen los barcos, el barco que traía gasolina la semana pasada, 10 barcos nos sabotearon para que no llegaran a costas venezolanas”.

El Presidente denunció además, que buques que traían alimentos complementarios para el programa de comestibles subsidiados, conocido como Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), fueron afectados para impedir el zarpe.

“Los barcos que traían los CLAP complementarios fueron saboteados y no salieron de los puertos de donde iban a salir. La persecución al alimento, la persecución a las medicinas, es la tortura al cuerpo económico del país (…) ¡Por esa vía han pretendido lo que no lograrán!”, pronunció el mandatario desde Fuerte Tiuna al sostener una reunión con el alto mando político del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El Gobierno Bolivariano ha revelado también el bloqueo de más de 30 mil millones de dólares, afectando de manera directa al pueblo venezolano.

En primer lugar está la estatal Citgo, la empresa petrolera de Venezuela en los EE.UU., “nos la robaron y ésta oposición maltrecha, golpista, empezando por el autoproclamado, se apoderaron de Citgo, de sus activos, de su dinero,  aprobaron hacer el pago de un dinero que es un saqueo”, expresó, al tiempo que aseguró que de haber posibilidad de defender los intereses del país ante instancias jurídicas en EE.UU., Venezuela y el pueblo ganaría el litigio y “la empresa regresaría a su legitimo dueño, el pueblo de Venezuela”.

Por otra parte, en Londres fueron congelados –recordó- más de 88 toneladas de oro que le pertenecen al Banco Central de Venezuela, “los Bancos Centrales del mundo tienen una inmunidad especial, forma parte de las reglas de juego del mundo y las reservas internacionales son intocables estén donde estén (…)  ¡ah pero en Londres el imperio dio órdenes que nos quitaran 88 toneladas de oro!” exclamó el mandatario.

Asimismo recordó el caso de Euroclear, entidad que le congeló al país mil 400 millones de dólares, dinero que estaba destinado para la adquisición de alimentos y medicinas para el pueblo.

Del mismo modo, ocurrió con las reservas que yacían en el Novo Banco de Portugal, donde mil 700 millones de dólares fueron bloqueados, “y nadie responde en Portugal por el dinero de Venezuela, es una guerra brutal y nosotros logramos sobreponernos”, sentenció.

Se trata de un ataque feroz que busca asfixiar y aislar totalmente al gobierno, agresiones que son tanto a escala nacional e internacional, como fue la última embestida golpista generada por la derecha extremista de Venezuela el pasado 30 de abril de 2019.

En este sentido, el Dignatario señaló que el pueblo y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) dieron “muestra de unión, firmeza y combatividad. Derrotamos una intentona, una escaramuza golpista de punta a punta y demostramos que estamos preparados para eso y para más (…) Hemos aguantado la embestida golpista  para llenar de violencia a las ciudades del país a través de la guarimba, que ha sido derrotada”, concluyó.

T: Prensa Presidencial