El autoproclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó dio un nuevo paso en su maniobra para quedarse con los activos del Estado de su país fuera de fronteras, al tomar control en los últimos días de la empresa petroquímica Monómeros Colombo Venezolanos. Se trata de la segunda empresa tomada por Guaidó después de Citgo en EEUU.

Según recoge la revista colombiana Dinero, el “embajador” de Guaidó en Colombia, Humberto Calderón Berti confirmó que ya se juramentó la nueva directiva de Monómeros, designada por el dirigente opositor y sin el reconocimiento del Gobierno de Venezuela.