El régimen de Israel instala nuevas baterías del antimisiles Cúpula de Hierro cerca de la Franja de Gaza por temor a los cohetes de la Resistencia palestina. Según informó el miércoles el rotativo israelí The Times of Israel, el ejército israelí ha aumentado la cantidad de baterías de su polémico sistema antimisiles Cúpula de Hierro (Iron Dome) desplegado cerca de la bloqueada Franja de Gaza. Esta medida busca hacer frente a posibles proyectiles de mortero y cohetes lanzados (como ataques de represalia) por parte del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) desde Gaza hacia los territorios ocupados palestinos. Además de aumentar la potencia del Iron Dome —sistema ineficiente, según varios estudios— las autoridades israelíes pidieron a los residentes de las zonas cercanas a Gaza a estar atentos y preparados para refugiarse en sótanos y áreas seguras. "Les recomendamos que mantengan cerradas las ventanas de sus refugios antiaéreos y que instruyan a los miembros de su familia sobre cómo llegar a la parte más protegida de su casa” con el fin de minimizar las probabilidades de daño, se lee en un comunicado dirigido a israelíes que viven en los territorios ocupados palestinos cerca de la Franja de Gaza." El régimen de Israel instala nuevas baterías del antimisiles De igual manera, altos mandos israelíes, como el ministro de asuntos militares Avigdor Lieberman, amenazaron a HAMAS que, en caso de que disparara más cohetes, la asediada Franja de Gaza sería objeto de fuertes bombardeos y ataques aéreos. Las fuerzas militares israelíes justifican estos ataques ilegales sobre el enclave costero, argumentando que responden al lanzamiento de cometas y globos incendiarios desde las zonas fronterizas de la zona hacia los territorios ocupados por Israel.
Continuar Leyendo