Argentina sigue siendo percibida en el exterior como un país azotado por la corrupción, flagelo que implica a los últimos seis gobiernos, indica un estudio de la Universidad Austral. “La Argentina sigue reprobada en casi todas las series de indicadores de medición, en materia de percepción de la corrupción o efectividad de las políticas públicas implementadas para su lucha o erradicación, ocupando el lote de países peor posicionados (en el mundo, el continente o la región)”, apostilla el trabajo de investigación de la citada universidad, publicado el miércoles por el diario argentino Clarín. El estudio, titulado ‘Indicadores Internacionales de la corrupción en la Argentina 2018’, elaborado por Marcelo Bermolén, profesor de la Escuela de Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Austral, revela que el país en cuestión “sigue por debajo del promedio general de los países de América (o Latinoamérica) aunque ha logrado reducir esa brecha por la suma de mínimas mejoras propias y el estancamiento o empeoramiento de los otros países”. Incluso va más allá y señala que la corrupción en Argentina es de carácter estructural, endémico y transversal y que esta abarca todos los niveles, poderes y estamentos. Según el informe, uno de cada dos ciudadanos argentinos (53 %) cree que el presidente Mauricio Macri y su Administración estarían involucrados en actos de corrupción, debido a que ponen en jaque cualquiera posibilidad para combatir el flagelo enquistado en el Estado. Agrega asimismo que la lucha contra la corrupción en Argentina revela un fracaso estrepitoso en las dos últimas décadas, lo que implica al menos a seis gobiernos, incluido el actual, que no han conseguido más allá de cambios normativos, modificaciones estructurales cosméticas y variadas recomendaciones. Argentina sufre de una crisis económica grave, debido a los préstamos concedidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que ha provocado muchas críticas nacionales e internacionales. Los detractores opinan que los…
Continuar Leyendo