Inicio Foros Cultura CONSTRUYAMOS UNA CASA, PERO TAMBIÉN CONSTRUYAMOS UN SENTIDO

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  jorje hace 3 años, 1 mes.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicar
  • #638

    jorje
    Participante
    • Twitter :

    CONSTRUYAMOS UNA CASA, PERO TAMBIÉN CONSTRUYAMOS UN SENTIDO, UNA IDEOLOGIA REVOLUCIONARIA “La forma como solventamos lo material determinará la formación de la conciencia del deber social del pueblo”. “Los gobiernos capitalistas construyeron casas, pero siempre los humildes, – los monos como los llaman ellos – siguieron sumergidos en la miseria material y espiritual. Su vida permaneció en un carrusel de necesidades materiales insatisfechas y de espiritualidad aplastada, sin más objetivo que sobrevivir a un mundo que les era hostil.” “En el capitalismo lo material se contempla separado de lo espiritual, o mejor, lo material aplasta lo espiritual. El hombre del capitalismo solo se realiza en lo material, en el tener, lo espiritual se relega a planos inferiores, se crea así un desasosiego que intenta inútilmente calmar con fármacos, drogas y licor. El hombre del capitalismo está condenado a la incertidumbre de una escisión que le impide reconocerse, lo transforma en una máquina de consumir y producir, lo aleja de su humanidad.” “En ese mundo la satisfacción de las necesidades es una actividad individual, egoísta y fragmentada. El estado estimula la solución mezquina. Aquí en Venezuela, país de capitalismo rentista, el logro no estaba relacionado con el esfuerzo social. La satisfacción de las necesidades fue un método electoral, nunca de formación de patria. Así funciona el mundo del capitalismo, su esencia es la fragmentación entre lo material y lo espiritual. El capitalismo no concibe otra recompensa que lo material. Dame una casa es una transacción que se sustenta en la lógica capitalista: una mercancía se cambia por otra mercancía; casa por filiación, lamina de zinc por voto, beca por inclinación.” Ahora con la llegada de la Revolución Bolivariana todo tenía que transformarse, todo se tenía que transformar; las necesidades deben de ser otras y su satisfacción de otra manera. “Constrúyeme una casa, debería ir acompañada también de constrúyeme una vida, de construir un sentido del buen vivir, de liberar al camarada de la lógica capitalista, comencemos a ser humanos. Se trata de construir juntos un nuevo mundo, construir una nueva forma de vida y de convivencia. Esta es una faena fundamental de la revolución bolivariana. En estos momentos tan presentes, la realidad que se vive en lo interno de las comunidades es muy distinta, muy diferente a como la ve nuestro Gobierno Revolucionario. Que al parecer todo absolutamente funciona bien, de maravilla. Pues no es así. En el corazón de las comunidades se evidencia otra realidad que para nada debe de gustar a nuestro gobierno revolucionario. La situación que se vive, que se respira, es para alertarnos camaradas. No podemos seguir en esta etapa de ignorancia. Chávez nos decía estudio, estudio y más estudio. Vamos a seguir estudiando y leyendo. Hagámoslo todos los días, pero con reflexión. No es posibles camaradas que la revolución entregue viviendas sin tener la capacidad o el deber de manifestarle al beneficiario que esa vivienda es obra de la revolución bolivariana, de nuestro presidente obrero Nicolás Maduro. Digo esto camaradas para llamar a la reflexión, primeramente a las instituciones y segundo a los funcionarios que laboran en dichos organismos. No podemos permitir que las viejas prácticas politiqueras y transculturalistas sigan haciendo mella en nuestro corazón. Están socavando nuestro futuro. Esto es un mal que podemos remediar y erradicar en un tiempo no muy lejano, pero hay que empezar ya. Hemos dejado pasar 15 años desde que llego la revolución bolivariana. Hoy, en este momento crucial debemos transformar nuestra forma de vivir y de convivir. Por ello hago un llamado a las instituciones y a los funcionarios del gobierno para que se enrumben de una buena vez al trabajo que les compete en torno al momento histórico que estamos viviendo. Pero no se puede continuar por este camino. Este camino conduce al fracaso. Llevamos varios años construyendo viviendas, pero yo me pregunto qué ha pasado con la construcción de vidas bajo el abrigo del socialismo, los valores socialistas, la nueva cultura política socialista y militante. Además los militantes y beneficiarios de la revolución también tenemos que aportar nuestro grano de arena. Por poner un ejemplo: a un beneficiario nuestro gobierno revolucionario le manifiesta que le va a construir una vivienda, pero con la colaboración y el trabajo voluntario del propio beneficiario. Al contrario los beneficiarios se molestan, se fastidian, no quieren colaborar, cuando la casa que le está construyendo la revolución es su propia vivienda. Esto es un problema sumamente grave, porque la revolución está dejando al lado una de sus armas más contundentes como lo es la formación política e ideológica revolucionaria. El gobierno se mal acostumbro a organizar poder popular, a organizar organizaciones socio productivas, a regalar y a construir viviendas sin la previa formación sociopolítica, técnico-productiva. Y ahora está pagando las consecuencias. Y la situación se agrava cada día. Y más si seguimos actuando de esta manera. Entregando viviendas en mal estado, haciendo las cosas a medias, burlándose del pueblo. Funcionarios de pacotilla que para quedar bien o para eternizarse en los cargos actúan de esa manera, simulando falsos parámetros cuantitativos, simplemente por cumplir con numeritos, con cantidades, sin importarles el vivir, sentir y convivir del pueblo. Como decía nuestro Comandante eterno Chávez: para vivir bien, la cultura del buen vivir. YO CREO EN LOS PODERES CREADORES DEL PUEBLO
    Pablo Grocio http://jorje1307.blogspot.com

    • Este debate fue modificado hace 3 años, 1 mes por  jorje.
    • Este debate fue modificado hace 3 años, 1 mes por  jorje.
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.