Inicio Foros Política PROYECTO ARPA

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  jorje hace 3 años, 2 meses.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicar
  • #837

    jorje
    Participante
    • Twitter :

    ALERTA.RECOMENDAMOS LA LECTURA DE ESTE PROYECTO PARA QUE USTED REFLEXIONE Y MEDITE EN LO QUE ESTA PASANDO.
    JORJE GONZALEZ
    INVESTIGADOR Y CIENTÍFICO SOCIAL COMUNITARIO

    PROYECTO ARPA
    El High Frequency Active Auroral Research Program (HAARP)
    Saludos, a continuación expongo una serie de articulo relacionados con los fenómenos climáticos que estamos padeciendo, léalos y juzgue ud…….
    (los artículos se han dejado tal como se bajaron)

    URGENTE24 > MUNDO > PANORAMA
    Anterior Siguiente
    SACUDONES GLOBALES
    Un Abril de plena actividad volcánica… en un año lleno de tormentas solares
    Abril fue un mes lleno de actividad volcánica fuera de lo previsto en todo el planeta: el número de erupciones recientes es un poco inusual, a lo que se sumó una serie de terremotos de alta intensidad, como el que devastó Nepal la semana pasada. El aumento de la actividad geológica podría estar relacionado al aumento de la actividad solar en este 2015.
    05/05/2015| 09:45

    Tormenta solar

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) – Abril, “el mes más cruel”, fue un mes de poderosa actividad volcánica, especialmente luego de la triple erupción del volcán Calbuco en Chile, que desplazó a miles de personas en dicho país y en Argentina. El volcán Calbuco, de 2 mil metros de altura, hizo erupción por primera vez en 42 años. Su erupción es considerada la más fuerte desde 1991, cuando ocurrió la erupción del Monte Pinatubo en las Filipinas.

    Si bien hay que recordar que muchos volcanes se encuentran en estado de erupción por largos períodos de tiempo con cierta intermitencia, el número de erupciones recientes es un poco inusual. A esto se le suma el fuerte terremoto en Nepal, lo que hace que algunas personas se pregunten si existe un efecto telúrico global o tal vez, alguna influencia de tormentas geomagnéticas. Para la ciencia esto solamente es una coincidencia. Una posible explicación que fue esbozada anteriormente tiene que ver con pequeños cambios en la velocidad de la rotación del planeta, los cuales podrían producir actividad volcánica. Otros creen que podría tener que ver con cambios climáticos.

    Este 30 de abril se reportó una erupción volcánica submarina en la costa oeste de Estados Unidos, cerca de Oregon, formando una nueva fractura y flujo de lava. Esta zona del planeta había estado un tanto “excitada” con reportes de terremoto en los últimos días y erupciones en California y Nevada.

    En Hawai, el volcán Kīlauea está en erupción y por primera vez desde 2008 el lago de lava en la cima se ha empezado a derramar, colocando en estado de alerta a la población.

    Fuertes explosiones y fumarolas de más de 5km se han presentado en los últimos días en el volcán Sakurajima, en Japón.

    El volcán Colima hizo erupción a principios de abril. Otros volcanes que han entrado en estado de erupción la última semana son el Aso, el Nevado del Ruiz, el Turrialba, el Fuego y el Stromboli.

    Actividad solar

    Aunque la ciencia por lo pronto no hace ningún reconocimiento ni estudio representativo sobre el tema, el incremento de la actividad geológica durante el último mes podría estar relacionada con la actividad solar.

    Aunque ocurren a más de 149 millones de kilómetros de nuestros ojos, durante una tormenta solar se expulsan y se expanden por todo el Universo millones de partículas cargadas y plasma. Según advierten varios centros de monitoreo, si esta energía llega a chocar contra el campo magnético de la Tierra, podría afectar los sistemas eléctricos y las telecomunicaciones. El Sol, que funciona en ciclos que duran unos 11 años, se encuentra, desde hace un año, en una fase activa y, aunque no es posible predecirlo con exactitud, la actividad alcanzó su pico máximo durante este mes.

    Un equipo de la Agencia Oceanográfica (NOAA) anticipó a principio de 2015 que la Tierra podría verse azotada por varias tormentas solares durante este año. La predicción empezó a tomar forma el 13 de marzo cuando se desató una tormenta de gran intensidad que afectó las comunicaciones en algunas regiones del planeta.

    Una tormenta geomagnética de nivel intermedio podría causar trastornos en el funcionamiento de los satélites, lo que afectaría las comunicaciones telefónicas y los sistemas de navegación de los aviones que sobrevuelan las zonas polares.

    Si las tormentas son de gran intensidad, pueden crear corrientes inducidas en la red de energía y en los oleoductos y dejar sin suministro por varios días a ciudades enteras.

    Y si bien para que esto ocurra se tienen que dar una cadena de circunstancias “una tormenta geomagnética puede modificar el campo magnético terrestre y alcanzar la superficie provocando lo que se conoce como inducción electromagnética. Esto genera un aumento en la intensidad del tendido eléctrico y sobrecarga las líneas de alta tensión y generadores eléctricos”, explica la doctora Cristina Mandrini, directora del grupo de Física Solar, del IAFE, CONICET-UBA.

    Aunque la idea no es alarmar a la población, Ashley Dale, investigador de la Universidad de Bristol, que se especializa en marcar los riesgos de una tormenta solar como parte del grupo internacional SolarMAX, sostiene que “sin electricidad, la gente tendría dificultades para cargar el tanque de sus coches o sacar dinero del banco. Además, los sistemas de aguas y alcantarillado se verían afectados también, lo que crearía epidemias en las áreas urbanizadas, con el regreso de enfermedades que pensábamos que habíamos dejado atrás hace siglos”, aseguró.

    “El fenómeno de la fulguración solar es causado por erupciones en el sol acompañadas de eyecciones de masa coronal durante las cuales, la estrella arroja al espacio grandes burbujas de plasma y campos magnéticos”, indicó Mandrini.

    La actividad magnética del Sol hace que se formen bucles de plasma en su superficie. Cuando la actividad magnética es más fuerte, hay tantos bucles que chocan entre sí y provocan enormes explosiones de plasma.

    Según estimaciones de la NASA, cada 150 años la Tierra se vuelve vulnerable a una súper tormenta del nivel de la que se produjo en 1859, bautizada como Suceso Carrington. La energía liberada en aquella ocasión alcanzó los 1.022 kilojulios: el equivalente a la explosión de 10 mil millones de bombas de Hiroshima y 1 billón de kilogramos de partículas cargadas de electricidad que volaron a unos 3 mil kilómetros por segundo. Si esto ocurriera hoy, le costaría a la economía mundial 2 billones de dólares y provocaría daños a una escala sin precedentes.

    En 1994 un conjunto de pequeñas tormentas solares dejó fuera de servicio a varios satélites. Otra menos intensa inhabilitó, el 13 de marzo de 1989, durante más de 9 horas a una de las grandes plantas hidroeléctricas de Quebec, Canadá y con ello hubo cortes de luz y pérdidas millonarias.
    05/05/2015| 09:45

    El proyecto “ARPA”

    No se trata de un arpa. El High Frequency Active Auroral Research Program (HAARP), que algunos físicos denominan “Arpa del Diablo”, está provocando la alarma entre los científicos. Es un conjunto de aparatos y técnicas que modifican el clima de la Tierra. ¿Será el HAARP la causa principal de los desastres naturales y de los extraños cambios atmosféricos sufridos en distintas zonas del planeta durante los últimos años?

    La expresión “Arpa del Diablo” es un juego de palabras de los físicos Jeanne Manning y Nick Begich para destacar el peligro del programa HAARP –Harp significa arpa en inglés-, del que apenas se tienen noticias fuera de Estados Unidos, pero que allí, a pesar de las tranquilizadoras informaciones oficiales, ha despertado inquietud en muchos científicos responsables. Estamos asistiendo a una serie de anómalos y preocupantes cambios climáticos, como fuertes calores cuando todavía no es tiempo, sorprendentes fríos en pleno verano, imprevistas nevadas que obligan a neutralizar un Tour en época estival, etcétera.

    Hay un convencimiento general de que el tiempo está cambiando o, como mínimo, de que presenta acusadas irregularidades. Evidentemente, la naturaleza muestra estos ciclos ya comprobados por las épocas glaciares, pero no pocos expertos y científicos piensan que algunas de esas anomalías obedecen a manipulaciones humanas, ya como simples experiencias para una acción futura más amplia o, como se sospecha, con objetivos estratégicos o económicos.

    Sistemas paracientíficos

    Desde la más remota antigüedad, el hombre ha intentado manipular el clima por medio de hechiceros y chamanes hacedores de lluvia, rogativas, etcétera, cuya efectividad no es posible negar, pero que, en cualquier caso, se limitarían a alteraciones locales de alcance muy limitado e integradas en el equilibrio natural. Trasladándonos a nuestro siglo, aparte del discutible sistema de siembra de nubes y dentro de un contexto más científico, aunque en este caso rozará lo mágico, en la primera mitad de los años cincuenta, Wilhem Reich ya logró hacer llover y desviar huracanes. Lo conseguía mediante un artefacto relativamente simple, el cloudbuster o rompenubes, una especie de cañón múltiple con muchos tubos conectados a una masa de agua, con el que controlaba y dirigía la capa de orgón que rodea la Tierra. Se trataba de un procedimiento de acción limitada incapaz de afectar a la ionosfera como HAARP, aunque podía tener un alcance de 500 millas (alrededor de 1.000 kms). Algunos de sus seguidores también han logrado resultados positivos con aparatos similares o bastante modificados, como el de James T. Constable. Reich comunicó la trascendencia de sus pruebas a los correspondientes organismos gubernamentales civiles y militares, incluido el presidente Eisenhower, pero no le hicieron el más mínimo caso y terminó en la cárcel, donde murió en 1956, por desacato al Tribunal Supremo en relación con la circulación interestatal de sus acumuladores de orgón. Sin embargo, se da la circunstancia de que en 1958 la Casa Blanca ya contaba con un asesor presidencial para la modificación del tiempo, el capitán Howard T. Orville, por lo que, aunque no hubo respuesta oficial, es de suponer que la información de Reich no cayó en saco roto.

    En los años 80, el físico e ingeniero nuclear Thomas E. Bearden estuvo trabajando con el grado de coronel para el Departamento de Defensa de EE.UU. como experto en nuevos armamentos y en el diseño de Juegos de guerra, lo que le permitía tener acceso a una cuantiosa información clasificada. Sembró la alarma con la sospecha – para él, convencimiento-, de que la URSS estaba utilizando técnicas muy sofisticadas para modificar el clima en EE.UU. y perjudicar su economía agrícola, aparte de otros objetivos psicológicos más inconfesables. Ese cambio se lograba mediante varios haces de ondas no hertzianas (escalares) que podían transmitir energías fabulosas a gran distancia y sin pérdida, que al ser interferidas creaban un foco de calor en un punto preciso de la estratosfera, con lo que desviaban las corrientes en chorro y alteraban el clima en amplias regiones. La tecnología se basaba en unos trabajos de juventud del físico E.T. Wittaker que, pese a haber sido publicados en 1903 y 1904, pasaron inadvertidos en aquel tiempo, y en descubrimientos realizados por Nikola Tesla en la misma época, que los soviéticos, en un gigantesco proyecto de recopilación bibliográfica a partir de los 50 redescubrieron. Ello se combinaba mediante el efecto llamado Aharonov-Bohm, descubierto en 1959. Estas ondas se emitían desde unas potentes antenas direccionales llamadas Howitzer, y uno de sus efectos se registraba en múltiples bandas (de 3 a 30 MHz), en un sistema que los norteamericanos y los radioaficionados llamaron WP, Woodpecker (pájaro carpintero), ya que en los altavoces se captaba un sonido muy parecido Tac, tac, tac de esa ave. Las emisiones WP se iniciaron en 1976, y en la década que concluye en 1985 el clima de EE.UU. se alteró tan radicalmente, que un riguroso estudio publicado por la prestigiosa revista Science, demostraba que tal anomalía sólo se podía producir en un año de cada 1.200. “Casualmente”, los cambios más espectaculares fueron acompañados de una extraordinaria actividad de las WP en muchas frecuencias simultáneas. Además de sus publicaciones, Bearden ha preparado un vídeo demostrativo de una hora para divulgar su sospecha.

    Según parece, estas frecuencias WP perseguirían también otro objetivo aún más insidioso y delictivo: interferir en los procesos cerebrales humanos. Los estudios de Bearden, apoyados por una bibliografía exhaustiva (gran parte de ella soviética desclasificada), aunque no totalmente probatorios, resultan inquietantes y merecen un profundo análisis sobre todo en lo relativo al control mental de poblaciones. Coincidiendo con la inquietud de Bearden, hubo otro personaje que salió con frecuencia en portadas de prensa de la época: Zbigniew Brzezinski, consejero para la Seguridad Nacional del presidente Carter. Hace 28 años, cuando era profesor de la Universidad de Columbia, escribió las siguientes líneas basándose en declaraciones del profesor Gordon J.F. MacDonald, geofísico de fama internacional, especialista en sistemas bélicos y también asesor del presidente Nixon: “Los estrategas políticos están tentados de explotar la investigación sobre el cerebro y la conducta humana. La utilización de impulsos con exacta sincronía puede conducir a un modelo de oscilaciones que concentran niveles relativamente altos de energía sobre ciertas regiones de la Tierra. Así se puede desarrollar un sistema que puede afectar seriamente a la actividad cerebral de grandes poblaciones en regiones seleccionadas y durante un prolongado período”.

    En otra ocasión, en 1970, Brzezinski predijo que íbamos hacia una sociedad más controlada y dirigida mediante procedimientos técnicos, por una nueva elite de poder que haría de las elecciones un mero trámite para dar una impresión de libertad: “Impedida por las restricciones de los valores tradicionales liberales, esta elite no dudará en lograr sus fines políticos utilizando las últimas técnicas modernas para influir en el comportamiento público, manteniendo a la sociedad bajo una estrecha vigilancia y control. El momento técnico y científico les proporciona los medios para explotarla”.

    Citando un informe de la Fuerzas Aéreas norteamericanas, Brzezinski añadía: “Las aplicaciones potenciales de los campos electromagnéticos artificiales son muy amplias y pueden usarse en situaciones militares o casi militares. Algunos de estos usos potenciales incluyen acuerdos con grupos terroristas, control de multitudes…”

    Efectos devastadores

    En el HAARP, la energía se emite como altas frecuencias, pero las muy bajas frecuencias, ELF (Extremely Low Frequency), juegan un papel complementario fundamental. Aun cuando no haya intención de utilizarlo para el control cerebral de poblaciones, las bajas frecuencias (entre 3 y 30 Hz) reflejadas en el “espejo” formado por las altas que se quieren utilizar para penetrar hasta varios kilómetros de profundidad en la corteza terrestre, son capaces de interactuar con los procesos cerebrales con consecuencias imprevisibles. A ha sido comprobado en animales salvajes y peces, que se ven obligados a alterar sus rutas de emigración hacia lugares inadecuados y perecen. Las desorientaciones sufridas por un animal tan inteligente como el delfín han costado la vida a miles de ellos.

    Bernard J. Eastlund, el inventor del sistema básico norteamericano, declaró que estas ondas de radio de alta frecuencia interaccionan con las partículas con carga eléctrica, induciendo el fenómeno magnético Cara de Espejo, que empuja hacia arriba la ionosfera, es decir, levanta la capa donde se reflejan las ondas. La frecuencia natural de resonancia entre la superficie terrestre y la ionosfera que nos engloba y condiciona, ya descubierta por Tesla, se estima en 7,83 Hz, lo que se llama también frecuencia de Schumann, aunque puede ser variable y esta cifra sería un promedio. Nuestros cuerpos están condicionados por esa frecuencia, que en cierto modo actúa como un diapasón regulador al que se sincronizan por resonancia muchos procesos fisiológicos. Si levantamos la ionosfera, el rebote tardará más y esta frecuencia variará, haciéndose más lenta. Algunos dirán que es un cambio positivo, ya que los cerebros serán arrastrados hacia frecuencias Alfa bajas y Theta, más creativas, con una disminución del ritmo Beta, asociado, entre otras muchas actividades, a la agresividad; pero no sabemos lo que puede ocurrir, más cuando la Naturaleza siempre es la sabia.

    Pompas de jabón

    Otro temor de los que critican el programa HAARP es que la ionosfera que se pretende manipular es un continuum de varias capaz muy delicadas y superpuestas, como pompas de jabón. Si una de ellas se pincha o toca con un foco de calor, aunque sea minúsculo, estalla y desaparece, con consecuencias imprevisibles. Otros, como David Yarrow, consideran que el foco HAARP actúa como un cuchillo de microondas, ya que al girar la Tierra dentro de una ionosfera fija y unos cinturones de Van Allen también quietos respecto a ella, abre una incisión irreparable. Otros comparan la ionosfera a una tela de araña; cuando en un extremo queda enganchada una presa, la ligerísima vibración alerta a la araña. Si se toca la tela con el dedo, la araña cree que se trata de una víctima. HAARP sería como un dedo de microondas que induce señales confusas. El efecto de estas interferencias con las sinfonías del ARPA geomagnética de Gaia es desconocido.

    Además de Nick Begich y Jeanne Manning, que le han dedicado un libro de 230 páginas con abundante bibliografía, otros, como Elisabeth Rauscher, física experta en altas energías, están en esta línea: “Ustedes están bombeando una tremenda energía en una delicada configuración molecular que contiene múltiples capas y que llamamos ionosfera. Ella es susceptible de reacciones catalíticas: si una pequeña parte se altera, puede inducir a un cambio mucha mayor en la totalidad”.

    El movimiento anti- HAARP está más vivo en Alaska, donde se ha instalado esta monstruosa antena. Una zona cercana al polo magnético desde la que la manipulación de las auroras boreales puede ser más efectiva. Su coordinador es Clare Zickuhr. Esperamos que este movimiento, que cuenta con físicos de primera fila, sirva al menos para hacer reflexionar a algunos científicos implicados en HAARP sin tener plena información de las consecuencias, y alertar a los estados que pueden sufrir sus efectos perjudiciales, para que se unan en un frente capaz de frenar este peligro. El futuro de la humanidad está realmente en juego. El problema es… que esta tecnología está en manos de multinacionales apartidas, sólo parcialmente sometidas a un control estatal y manejadas por una elite carente de escrúpulos, que creen que ellos viven en otro mundo, el mundo de los beneficios monetarios.

    Los rusos acusan a los EE.UU. de atacarles con HAARP
    Este titular parece sacado directamente del sitio whatdoesitmean.com de un artículo escrito de la mano imaginaria de Sorcha Faal. Pero no, esta vez proviene del diario ruso Pravda (extracto de la traducción ruso-castellano de google translator):
    Algunos expertos sospechan que el registro de temperaturas actuales no están originados por el calentamiento global, sino por el uso de armas climáticas de los EE.UU.
    KUZINA Svetlana – 29.07.2010
    Un horno en el centro de Rusia. Los científicos están buscando las causas del fenómeno meteorológico que azota Rusia en estos días y piensan que el culpable puede ser HAARP. Este complejo lleno de antenas nos hacen pensar que algo malo está pasando en la Tierra. ¿Por qué muchos investigadores culpan a HAARP del cambio climático?
    “La explicación oficial que dice que su finalidad es el estudio de las auroras es muy difícil de creer”, declaraba George Vassiliou, de la Universidad Estatal de Moscú. “Por alguna razón, la estación pertenece a los militares. Su construcción tomó más de 20 años y 250 millones de dólares, y emite al cielo 3600 kilowatios (75 veces más que una estación de radio comercial).”
    Muchos eventos extraños ocurrieron desde 1997, cuando la estación se puso en marcha:
    • En 1997 – 1998 de que el huracán “El Niño” fue extremadamente duro
    • En 1999 hubo en Turquía un terremoto de magnitud 7,6 que terminó con la vida de cerca de 20 000 personas
    • En 2003, el huracán Isabel fue nombrada como el más potente y más mortales de los últimos años y se cobró la vida de varios miles de personas
    • En 2004, la parte oriental de la isla indonesia de Sumatra se produjo uno de los terremotos más fuertes y más destructivos de la historia moderna. Las olas gigantes se cobraron 300.000 vidas.
    • En 2005 en el terremoto de Pakistán, con una magnitud de 7,6 se ha convertido en la más potente de todos los tiempos de vigilancia sísmica en el sur de Asia. Mató a más de 100.000 personas
    • En 2008 se despertó el volcán Chaitén de Chile
    • En 2010 hemos tenido una importante erupción de un volcán en Islandia.
    • En mayo de este año, el presidente venezolano Hugo Chávez, dijo el HAARP como una posible causa de los terremotos en China y Haití.

    Opinión de los expertos
    “¡Tonterías! En los últimos dos años estos rumores también han aparecido, y no tienen ningún sentido. Si miramos el análisis de las temperaturas de Junio tomados por el National Climatic Data Center (EE.UU.) podemos ver que las temperaturas están por encima de las media en todos los Estados Unidos. Si este aumento de las temperaturas es consecuencia del uso de sus armas climáticas, entonces se están destruyendo también ellos mismos.” Vladimir Lapshin, Director del Instituto de Geofísica Aplicada, Hydromet
    En España la versión de la noticia que nos llegó fue una de la agencia Novosti que publicó en su sección en la lengua de Cervantes.
    Expertos sospechan un “arma climática” detrás de las altas temperaturas que azotan a Rusia
    Moscú, 29 de julio, RIA Novosti. Las temperaturas inusitadamente altas que azotan por sexta semana consecutiva las zonas céntricas de Rusia hacen a algunos expertos locales preguntarse, si no serán atribuibles al ensayo de algún arma secreta por parte de EEUU.
    Gueorgui Vasíliev, de la Facultad de Física de la Universidad Lomonósov de Moscú, recordó en declaraciones al periódico Komsomolskaya Pravda que los cataclismos más fuertes en Rusia y otras naciones se iniciaron después de 1997, fecha en que EEUU puso en marcha su estación de radiotransmisores HAARP.
    Situada en Alaska, esta estación es la herramienta más poderosa para influir en la ionosfera. Algunos técnicos militares se inclinan a pensar que se trata de un arma geofísica. Vasíliev también sospecha que EEUU no habría invertido casi dos décadas y 250 millones de dólares en ese centro, si su única función fuese el estudio de aurora activa de alta frecuencia.
    Un ex meteorólogo militar, Nikolai Karaváyev, no descarta “la posibilidad de que se esté ensayando un nuevo arma climática sobre Rusia”. Él vincula la oleada de calor extremo con el reciente lanzamiento de la nave espacial estadounidense X-37B, que es capaz de portar poderosas armas láser. Las temperaturas en Moscú ya rondan 40 grados centígrados, mientras que en Berlín, París, Viena o Varsovia oscilan entre 18 y 25 grados. Esta circunstancia lleva a Karaváyev a la conclusión de que es un cataclismo “local y deliberado”.
    Vladímir Lapshín, director del Instituto de geofísica aplicada, califica esta hipótesis de “disparatada”, en primer término, porque las temperaturas superan la norma en el propio territorio estadounidense. “Las masas aéreas solían mezclarse generando en verano una temperatura próxima a los 25 grados mientras que ahora hay una enorme zona atmosférica de alta presión que permanece sobre la parte europea de Rusia (…) A ver si se mueve en agosto y todo el mundo se olvidará enseguida del arma climática”, dijo.
    Medios españoles como intereconomía [Enlace retirado] basado en el de Novosti, introduciendo alguna información adicional obtenida posiblemente de Google ( ya se sabe lo que aparece en Google cuando se busca HAARP), y omitiendo la parte de Vladímir Lapshín, decantando claramente el artículo en una dirección amarillista y poco objetiva.
    Intereconomía publica mal el nombre del físico de la universidad de Moscú. Ellos ponen Gueorgui Vasíliev, donde realmente debería de decir George Vassiliou, o en ruso Георгий ВАСИЛЬЕВ. Debido a ello es extremadamente difícil poder localizar a esta fuente para ver que orientación tiene. Aparentemente es personal docente de la Universidad Estatal de Moscú Lomonosov. Al entrar en su sitio web para buscarle por su hombre en ruso o en caracteres latinos no se puede encontrar absolutamente nada. ¿Puede que en realidad no exista? Al ver la plantilla docente que tiene esta Universidad ya no soy capaz de afirmarlo con rotundidad. Tiene a 434 miembros docentes del departamento de Física. Entre semejante número de personas, dentro de los cuales hay personal a tiempo parcial y personal candidato, seguro que podríamos encontrar de todo.
    El autor del artículo (o autora), KUZINA Svetlana ha escrito muchos otros artículos en los que podemos observar una inclinación por temas del estilo de los que se tratan en este blog (de hecho publicaré alguno de ellos). Si hacéis una búsqueda en Google podréis comprobarlo vosotros mismos.
    • ¿Los mayas predijeron el fin del mundo para 2012?
    • El núcleo de la Tierra al descubierto
    • 21 de Agosto: final de la vida en la Tierra
    • Vanga predijo el infierno de Rusia hace 15 años
    • La gente pronto desaparecerá de la faz de la Tierra
    • Se encuentra la entrada al inframundo
    • Peces mutantes habitan en el mar
    • Virus mortal permanece en estado latente dentro de nosotros.
    Suele enfocarlos desde un punto de vista científico, pero sacados de contexto pueden ser un altavoz de teorías peregrinas.
    Los medios alternativos, que siempre denostan a los oficiales (si es que a intereconomía se le puede llamar un medio oficial) en cuanto que alguno de ellos recoge un dato que apoya sus teorías lo utilizan como bandera y lo guardan indefinidamente como evidencia de su verdad. Aunque en este caso, las afirmaciones de George Vassiliou provocan la sonrisa más que otra cosa. Él mismo reconoce que la potencia de HAARP es de 75 veces la de una estación de radio comercial. ¿Cómo se puede pretender hacernos creer que esa potencia es suficiente para modificar el clima mundial? ¿Acaso no ocurrieron desastres naturales antes de 1997? ¿Fue el terremoto de San Francisco de 1906 originado por algún precursor de HAARP diseñado por Tesla? ¿Cómo se puede llamar microondas a las emisiones entre 1 Hz y 10 MHz?
    Si los Estados Unidos quisiesen inundar Rusia de incendios forestales, ¿no sería más fácil pagar a 20 pirómanos que tratar de calentarles la ionosfera con un cacharro de cientos de millones de dólares? ¿Si acaso los rusos tuviesen la menor evidencia de que están siendo atacados, no contrataacarían ellos con medios más contundentes?
    Como decía Unamuno, el sentido común muchas veces es el menos común de los sentidos.

    México: EEUU desaparece Isla Bermeja sin dejar rastro
    Por: Pueblahoy/RNW
    Isla Bermeja
    No debe confundirse con Isla Bermejo.

    Localización hipotética de la Isla Bermeja conforme algunos mapas antiguos.
    La isla Bermeja es una isla fantasma. Está señalada en diversos mapas y documentos históricos que la localizan a más de 100 kilómetros al nor-oeste de la península de Yucatán, bajo dependencia de México. Se la ubicó a 22 grados, 33 minutos latitud norte y 91 grados, 22 minutos longitud oeste

    Isla Bermeja

    A la Isla Bermeja la desaparecieron del mapa

    12 de febrero 2009. – El partido opositor mexicano izquierdista, Convergencia, ha pedido explicaciones sobre la misteriosa desaparición del islote Bermeja. El gobierno en sus diferentes niveles, ha tratado de ignorar u ocultar que que pasó con la isla, situada en el Golfo de México, precisamente en el “hoyo de dona”, un punto clave que daba a México un mayor control sobre este yacimiento petrolero, informó el oceanólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Jesús Antonio Rojas Méndez.

    A fines de los años noventa, todavía aparecía oficialmente en las cartas marítimas, pero ahora no aparece más por ningún sitio. Sobre su desaparición corren muchos rumores.

    Algunos mexicanos sostienen que debido a los intereses del petróleo, la CIA la dinamitó.

    Alrededor de Bermeja hay grandes yacimientos de petróleo. Cuando la isla todavía figuraba en los mapas, era parte de México, pero ahora eso pertenece al pasado. En el año 2000, México y EEUU, plantearon una moratoria de las prospecciones petrolíferas en el Golfo de México, el cual venció en 2001.

    En su visita rauda a Puebla, Rojas Méndez explicó en entrevista exclusiva que para tener una magnitud de la pérdida que sufrió nuestro país, con la desaparición de dicha isla, se dejaron de obtener 22 mil 500 millones de barriles, que a valores “conservadores” respecto a la paridad del dólar, significan unos 1.3 trillones de dólares, El Producto Interno Bruto (PIB) de México es de medio trillón, el PIB de Estados Unidos es de diez trillones, sin duda es una pérdida patrimonial de grandes proporciones.

    La isla se encontraba a cien millas náuticas de las costas de Yucatán y Campeche, enfrente de Sisal, al desaparecer, México dejó de dominar esa parte del golfo, dejando en ventaja al vecino país del norte.

    “Algunos especialistas mencionan que un territorio de esa magnitud solo pudo desaparecer con una bomba de hidrógeno, otros lo atribuyen a un fenómeno natural, aunque lo más seguro es que su desaparición fue por la intervención del hombre”, expresó.

    El oceanólgo expuso que esta no es una historia reciente, data de varios años atrás. Desde 1997 salió a la luz la ausencia de la isla y fueron pocas las voces que reclamaron, entre ellos el senador panista José Angel Concello Dávila, el cual fue de los primeros en oponerse al tratado que dividía los límites en cada nación sobre el Golfo de México, en ese entonces presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, advertía de los trabajos de perforación a cargo de la empresa Reading and Bates Corp, lo cual confirmaba su sopecha de negociaciones ocultas con respecto al petróleo.

    La planta solar más grande del mundo, en EE.UU., es un peligro para los aviones
    Publicado: 18 mar 2014 05:11 GMT | Última actualización: 18 mar 2014 07:53 GMT
    1.2K190

    Recién construida en California, la planta solar más grande del mundo ciega a los pilotos que sobrevuelan la zona por la gran cantidad de luz que refleja.
    Oficialmente puesta en funcionamiento en febrero, la planta solar Ivanpah Solar Electric Generating System, ubicada en California, cerca de Las Vegas, ya provoca muchas críticas, informa el portal informativoThe Press-Enterprise.

    La planta, que cuenta con 300.000 espejos cuyo objetivo es reflejar la luz hacia las tres enormes torres con depósitos de agua de la central, produce suficiente electricidad limpia para abastecer a 140.000 hogares, pero la intensidad de la luz reflejada es tan alta que ciega a los pilotos que sobrevuelan el territorio ocupado por estas instalaciones.

    Los pilotos de aviones comerciales y de pequeños aeroplanos privados llevan un mes quejándose y avisando del peligro que supone la planta para la seguridad de los vuelos. Ellos dicen que en algunos casos es imposible ver en un espacio de unos 14 kilómetros cuadrados para observar la posible presencia de otros aviones.

    Decenas de vuelos diarios del Aeropuerto Internacional McCarran de Las Vegas sobrevuelan la zona de la central. Preocupada por la seguridad de los pasajeros, el pasado 10 de marzo la responsable de planificación del Aeropuerto Internacional McCarran de Las Vegas, Teresa Motley, decidió enviar una queja formal a la principal compañía propietaria de la planta, BrightSource Energy.

    « El cambio climático ralentiza las corrientes del Atlántico
    Proponen almacenar el CO2 bajo tierra »
    El proyecto HAARP: ¿se puede controlar el clima?
    [ Translate to English ] [ Traduir al català ]
    En unas instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska, se desarrolló un misterioso proyecto el cual consistió en 180 antenas que funcionando en conjunto serían como una sola antena que emite 1 GW =1.000.000.000 W, es decir mil millones de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetrarían en la atmósfera inferior e interactuarian con la corriente de las ráfagas eléctricas que producen las auroras.
    En este sentido debemos reseñar que la tierra se encuentra envuelta y protegida por la atmósfera. La troposfera se extiende desde la superficie terrestre hasta unos 16 km de altura. La estratosfera, con su capa de ozono, se sitúa entre los 16 y 48 km de altura. Mas allá de los 48 km tenemos la ionosfera que llega hasta los 350 km de altura. Los cinturones de Van Allen se sitúan a distancias superiores y tienden a captar las partículas energéticas que tratan de irrumpir en la tierra desde el espacio exterior.
    En este aspecto el proyecto HAARP es uno de tantos que lleva a cabo la Marina y la Fuerza Aérea de EEUU. Otros proyectos militares implicaban o han implicado el estudio de la ionosfera, la alta atmósfera y el uso de satélites espaciales con fines más o menos singulares, vendiéndose su utilización como proyectos para realizar estudios, comprender, mejorar nuestro conocimiento de la física de la alta atmósfera. Incluso, han aparecido mensajes de la administración donde se hablaba de incrementar el nivel de ozono estratosférico y realizar estudios del impacto del cambio climático en nuestro mundo.
    Volvamos a lo que conocemos de este proyecto. Los pulsos emitidos artificialmente estimulan a la ionosfera creando ondas que pueden recorrer grandes distancias a través de la atmósfera inferior y penetran dentro de la tierra para encontrar depósitos de mísiles, túneles subterráneos, o comunicarse con submarinos sumergidos, entre mucha otras aplicaciones.
    ¿Qué es el Electrojet? Hay una electricidad flotando sobre la Tierra llamada electrojet aureal, al depositar energía en ella se cambia el medio, cambiando la corriente y generando ondas LF (Low Frecuency- Baja frecuencia) y VLF (Very Low Frecuency- Muy baja frecuencia). HAARP tiene la intención de acercar el electrojet a la Tierra con el objetivo de aprovecharlo en una gran estación generadora.
    HAARP enviará haces de radiofrecuencia dentro de la ionosfera, los electrojet o ráfagas eléctricas, afectan al clima global, algunas veces durante una tormenta eléctrica llegan a tocar la Tierra, afectando a las comunicaciones por cables telefónicos y eléctricos, la interrupción de suministros eléctricos e incluso alteraciones en el estado del ser humano.El HAARP actuaría como un gran calentador ionosférico, el más potente del mundo. En este sentido podría tratarse de la más sofisticada arma geofísica construida por el hombre.
    ¿Un proyecto con intención de manipular el mundo?
    Hasta aquí hemos descrito la parte “oficial” de la cuestión, pero ¿por qué hay quien cree que detrás de HAARP se oculta algo más? ¿Extraños experimentos de modificación del clima, de control de la mente y de producir incluso terremotos? Ciertamente algo de base científica asoma en todo este asunto, HAARP con sus cientos de millones de vatios de potencia y antenas se puede considerar como un verdadero “calefactor” de la alta atmósfera, provocando una tremenda ionización que puede acarrear consecuencias imprevisibles, y que gracias a su efecto “espejo” podría dirigir sus efectos hacia cualquier zona del planeta.
    Estaríamos hablando de un nuevo tipo de arma, capaz de intensificar tormentas, prolongar sequías, sobre territorio de un supuesto enemigo, y perjudicándolo sin que este se diera cuenta sin mas… ¿ficción?
    El proyecto es tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen un sinfín de ventajas de carácter científico, geofísico y militar, pero sus detractores están convencidos de que podrían tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera, hasta la manipulación de la mente humana.
    Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: “HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos”.
    Así pretenden manipular el clima
    Por si fuera poco, a la posible manipulación de las mentes humanas y las modificaciones en la ionosfera habría que sumar nuevos efectos negativos. El propio creador del calentador ionosférico del proyecto HAARP, Bernard Eastlund, asegura que su invento podría, también, controlar el clima. Una afirmación que ha llevado a Begich a concluir que si el HAARP operase al cien por cien podría crear anomalías climatológicas sobre ambos hemisferios terrestres, siguiendo la teoría de la resonancia tan empleada por el genial Nikola Tesla en sus inventos.
    Un cambio climatológico en un hemisferio desencadenaría otro cambio en el otro hemisferio. Una posibilidad que no se debe descartar, sobre todo a tenor de las opiniones de científicos de le Universidad de Stanford, que aseguran que el clima mundial podría ser controlado mediante la transmisión de señales de radio relativamente pequeñas, a los cinturones de Van Allen. Por resonancia, pequeñas señales activadoras pueden controlar energías enormes.
    ¿Cómo se alteraría el clima con este proyecto?
    Se ha sugerido en diversos trabajos científicos que los vientos de la alta atmósfera ( sobre los 50 km de altura) juegan un papel importante en el chorro, que a su vez controla las estructuras de tiempo en superficie. Otros autores han estudiado el “electrojet auroreal”, y han encontrado que existe una relación muy estrecha con los vientos a 80 km de altura.
    Por lo tanto los sistemas electrojet-vientos troposféricos, están, aparentemente, correlacionados. Uno de los objetivos del HAARP es modular las corrientes del electrojet y así afectar a la intensidad y dirección de los vientos zonales y del chorro. Por otra parte, el poder “calentar” ciertas zonas hostiles del globo podría generar las condiciones meteorológicas para producir sequías.
    ¿Estaremos viviendo el comienzo de una nueva era de armas geofísicas capaces de modificar el clima a escala local y ser empleadas contra países hostiles?
    Nota: La revista “ESPACIO, la revista del universo” en el número del mes de abril del 2005, publicó: “Las antenas del sistema HAARP reproducen una aurora boreal” … “fue algo accidental, científicos americanos crearon una aurora boreal a 100 Km de altitud. El acontecimiento se produjo el 10 de marzo de 2004 pero no se ha hecho público hasta el 2 de febrero de 2005…”
    Fuente: AstroSeti

    por Michael Chossudovsky
    traducción por Atajo Horacio Garetto
    Septiembre 2004
    del Sitio Web Avizora
    Versión original en ingles

    ¿Cuáles podrán ser las causas ocultas, subyacentes de la extrema inestabilidad del clima mundial, que ha sido causa de devastación en todas partes en los últimos años?

    Huracanes y tormentas tropicales han devastado el Caribe. Asia Central y Medio Oriente están atormentadas por la sequía. África Occidental está frente a la mayor invasión de langostas de la última década. Cuatro destructivos huracanes y una tormenta tropical (Alex, Iva, Frances, Charley y Jeanne se sucedieron los unos a los otros.

    Huracanes sin precedentes en la historia del Caribe: la isla de Granada fue completamente devastada: 37 personas murieron y alrededor de dos tercios de los habitantes de una población de 100 mil se quedaron sin vivienda. En Haití los muertos fueron dos mil y los que se quedaron sin viviendas unas 10 mil personas.

    República Dominicana, Jamaica, Cuba y Florida fueron también devastadas. En los Estados Unidos los daños en los Estados Sureños, que incluyen Florida, Alabama, Georgia, Missisippi y las dos Carolinas Norte y Sur fueron los más elevados de la historia.

    Un estudio editado en Julio 2003 por la Organización Meteorológica Mundial le echa la culpa, sin mayor examen, al calentamiento global:
    “Estos eventos récord (altas temperaturas, bajas temperaturas, sequías y tormentas tropicales) se han venido incrementando gradualmente en los últimos 100 años conforme aumentan los promedios comprobados de temperaturas”
    (CNN julio 3 de 2003, http://www.cnn.com/2003/WEATHER/07/03/wmo.extremes/)
    Pero si bien el calentamiento global es indudablemente un importante factor no puede sin embargo dar cuenta totalmente de semejante patrón extremo e inusual de comportamiento del clima.

    GUERRA CLIMÁTICA

    La importante expansión del arsenal de armas climáticas, prioridad del Departamento de Defensa norteamericano, no es todavía tema de debate mundial.

    Si bien es continuo el reclamo de los ambientalistas de que la administración Bush firme el Protocolo de Kyoto, el tema de la guerra climática, a saber, la manipulación y modificación deliberada del clima con fines militares no se menciona nunca.

    La Fuerza Aérea tiene la capacidad de manipular el clima tanto para fines de testeo como para fines militares. Esto incluye la capacidad de provocar inundaciones, huracanes, sequías y terremotos. En los últimos años enormes cantidades de dinero fueron asignados por el Departamento de Defensa al desarrollo y perfeccionamiento de estos sistemas.

    La modificación del clima formará parte de la seguridad doméstica e internacional y podría realizarse unilateralmente… Puede ser utilizada ofensiva o defensivamente, o para propósitos disuasivos.

    La habilidad de generar precipitaciones, nieblas, tormentas o modificar el espacio exterior … o la producción de climas artificiales, todo constituye parte de un conjunto de tecnologías que pueden incrementar el conocimiento tecnológico, la riqueza y el poder de Estados Unidos, o degradar el de sus adversarios. http ://www.au.af.mil/au/2025/monographs/E-S/e-s.htm Sección 9. (Air University of the Use Air Force, AF 2025 final report, http://www.au.af.mil/au/2025/)

    Si bien no hay todavía evidencia firme de que la Fuerza Aérea haya hecho uso de estas capacidades uno tiene todo el derecho de pensar que si fueron desarrolladas para usos militares, pues sí habrán sido objeto de testeos, como lo fueron siempre todos los otros sistemas de armas, las convencionales y las de destrucción masiva

    Es casi innecesario decir que el tema es tabú. Los analistas militares están mudos. Los meteorólogos no investigan y los defensores del medio ambiente tienen todos la cabeza puesta en el Protocolo de Kyoto.

    Irónicamente, mientras el Pentágono reconoce su habilidad para modificar el clima para usos militares lo que gana consenso es la hipótesis del calentamiento global. En un estudio importante el Pentágono describió los varios escenarios que se abren en el mundo con el cambio climático.

    Ese documento constituye una conveniente cobertura. Ni una palabra se menciona sobre su principal programa de guerra climática: The High-Frequency Active Auroral Research Program (HAARP), radicado en Gokona, Alaska, manejado conjuntamente por la Fuerza Aérea y la Marina de Guerra.

    MANIPULACIONES DEL CLIMA POR PARTE DEL EJERCITO DE EEUU – EL PROGRAMA HAARP

    Este programa existe desde 1992.

    Es parte de una nueva generación de armas concebidas en el marco de la Iniciativa de Defensa Estratégica. Lo opera la Air Force Research Laboratory’s Space Vehicles Directorate. Es un conjunto de antenas con capacidad de crear modificaciones en la ionosfera (el nivel superior a la atmósfera)

    Nicholas Begich, activista contra el programa HAARP lo describe así:
    A superpower radiowave-beaming technology that lifts areas of the ionosfera by focusing a beam and heating those areas… Ondas electromagnéticas irrumpen en la tierra y afectan todo: vivo o muerto”
    (para más detalles ver Michael Chossudovsky, Washington’s New World Order Weapons Have The Ability To Trigger Climate Change)
    El mundialmente renombrado científico, Dr. Rosalie Bertell, se refiere a HAARP como “un gigantesco heater (calentador) que puede causar importantes alteraciones en la ionosfera …”

    De acuerdo con Richard Williams, físico y consultor de David Sarnoff Laboratory en Princeton dice que:
    “HAARP constituye un acto de barbarie”. Los efectos de su uso pueden durar por años y años en la tierra ….”.
    Al público por supuesto le fue presentado como un programa de investigación científica y académica. HAARP es desde luego un medio para alterar el sistema de comunicaciones y de radar del enemigo. HAARP asimismo, tiene la capacidad de provocar apagones interrumpiendo el flujo de corriente eléctrica en regiones enteras.

    La recopilación y análisis de las declaraciones emanadas de la gente de la Fuerza Aérea permite pensar lo impensable: la manipulación del clima, de las comunicaciones, y de los sistemas eléctricos como un arma de guerra global capacita a Estados Unidos para dominar regiones enteras del Mundo.

    GUERRA CLIMÁTICA – BONANZA PARA LAS CORPORACIONES

    El HAARP está operativo desde principios de los 90’.

    El sistema de antenas se basó inicialmente en tecnología patentada por Advanced Power Technologies Inc. (APTI), una subsidiaria de Atlantic Ritchfield Corporation (ARCO). La primera fase del HAARP Ionosfheric Research Instrument (IRI) fue completada por APTI.

    El sistema IRI de antenas fue instalada en 1992 por una subsidiaria de British Aerospace Systems (BAES) usando la patente de APTI. Las antenas irradian hacia el espacio exterior usando un equipo de transmisores de alta frecuencia.

    En 1994 ARCO vendió su subsidiaria APTI, junto con las patentes, a E-Systems, una supersecreta empresa de equipamientos militares High Tech íntima de la CIA.
    E-Systems se especializa en la producción de equipos electrónicos para uso militar, de navegación y de reconocimiento, incluidos “sofisticados equipos de espionaje”.

    Es uno de los más grandes contratistas del mundo en ese segmento de equipos para la inteligencia, estrechamente relacionado con la CIA y organismos parecidos.

    Vende a estos aparatos unos 1.800 millones de dólares anuales de los cuáles unos 800 millones son para proyectos tan secretos que ni el Congreso de los Estados Unidos sabe en qué se gasta ese dinero.
    (HAARP – High Frequency Vandalism in the Sky?)

    Participó en la provisión y equipamiento del Doomsday Plan (el sistema que permite al Presidente manejar la guerra nuclear) y la operación Tormenta del Desierto
    (http://www.princetonreview.com/cte/profiles/internshipGenInfo.asp?internshipID=998 )
    Con la compra de APTI, E-Systems adquirió la estratégica tecnología de la guerra climática la cual incluye la patente US 4.686.605 de Bernard J. Eastlund titulada “Métodos y Aparatos para alterar una región de la atmósfera, la ionosfera y la magnetosfera terrestre”.

    No está demás consignar que las Eastlund/APTI patentes están basadas en las investigaciones del científico yugoslavo Nicolás Tesla, muchas de cuyas ideas fueron robadas por las corporaciones norteamericanas (ver Scout Gilbert Environmental Warfare and US Foreign Policy: The Ultimate Weapon of Mass Destruction)

    Apenas un año después de la compra de E-Systems de la tecnología de la guerra climática de APTI, E-Systems fue comprada por Raytheon, el cuarto más grande contratista de la industria militar estadounidense. Con esta adquisición Raytheon se convirtió en el más grande fabricante de equipos electrónicos de guerra del mundo.

    Y, mientras tanto que ARCO le vendía su subsidiaria APTI a E-Systems ella misma era adquirida por el matrimonio integrado por la BRITISH PETROLEUM-AMOCO OIL COMPANY USA, uno los cuatro más grandes superconsorcios petroleros energéticos del mundo.

    De tal modo, Raytheon, a través de su subsidiaria E-Systems es ahora la propietaria de las patentes para la guerra climática. También tiene que ver con otras investigaciones para uso militar como las actividades que desarrolla una de sus subsidiarias en la Antártica: Raytheon Polar Services.

    El sistema fue terminado de instalar en Abril de 2004. Consiste en 180 antenas más un conjunto de transmisores de alta frecuencia

    TESTEANDO EL SISTEMA HAARP

    Es natural que, como una parte normal de los contratos con los proveedores y constructores, el sistema se testee.

    En este sentido un informe del Parlamento Ruso del año 2002 expresa que los militares americanos tienen intención de probar qué tal funciona el sistema en Alaska, en Groenlandia y en Noruega.
    “Los planes de USA de experimentar con el programa HAARP, ultra secreto, no controlado por la comunidad internacional, implica armas con capacidad para destruir las comunicaciones de radio, los equipos instalados en el espacio, los misiles, provocar accidentes en las redes de electricidad, en las de transporte y distribución de gas y petróleo y de tener un impacto negativo en la salud mental de la gente de regiones enteras”, dijeron los diputados rusos en su informe.”
    (Interfax News Agency, original Russian, BBC Monitoring, 8 august 2002).
    La cuestión es que el futuro de la Humanidad está amenazado por el uso de técnicas de modificación del clima.

    Pero para que una campaña internacional contra esta monstruosidad tenga éxito será preciso profundizar la investigación científica tendiente a determinar si hubo verdaderamente o no una relación entre la actividad del parque de antenas de GoKona, Alaska, con los llamativos desastres climáticos que se vienen observando.

    Es algo imperativo porque la monstruosidad será completada en 2006, momento en el cuál operará a su máxima capacidad terrorífica.

    DP FDP LIRI FIRI
    Number of Active Antenna Elements 18 48 108 180
    Total Transmitter Power (kW) 360 960 2160 3600
    Maximum Antenna Gain (dB) 19 24 29 31
    Max Effective Radiated Pwr (dBW) 74 84 92 96
    Min Antenna Pattern Width (degrees) 9 8 5
    Frequency Range 2.8 to 10 MHz
    Modulation Types CW/AM/FM/PM

    Source http://www.haarp.alaska.edu/haarp/phases.html

    GUERRA CLIMÁTICA CONTRA LOS “ESTADOS DELINCUENTES”

    Los inusuales eventos climáticos sucedidos estos años están bien documentados y fueron comentados ampliamente en la prensa por lo que respecta a Europa y Estados Unidos .

    Pero lo que los medios no han cubierto por igual es lo que ha pasado con el clima en aquellos países que los gobiernos de Estados Unidos incluyeron en el denominado en forma unilateral por ellos como el “eje del mal” y como probables objetivos de una “guerra preventiva”.

    El patrón climático de Corea del Norte, por ejemplo, se ha caracterizado desde mediados de los 90 por una sucesión de sequías, seguidas por inundaciones. El resultado fue la destrucción del sistema agrícola coreano.

    En Cuba el patrón es muy similar a lo que se observa en Corea (ver Table 3 abajo)

    En Irak, Irán y Siria devastadoras sequías ocurrieron en 1999. En Afganistán, en los cuatro años anteriores a la invasión de 2001 destruyeron la economía campesina, provocando el flagelo del hambre.

    La manipulación climática, según algunos la entienden, podría ser el arma “preventiva” por excelencia. Se puede utilizar contra países enemigos tanto como contra países amigos pero sin su consentimiento. Podríase también provocar estragos en los mercados mundiales de granos y en los mercados financieros.

    Quién tuviere ese conocimiento (el de que un “ataque climático” está sucediendo) podría, mediante la utilización de ese “información privilegiada” obtener enormes ganancias financieras (especulando en los mercados de futuros). De paso esa destrucción de la agricultura de los países atacados crea una gran dependencia de la ayuda alimenticia y de la importación de granos de Estados Unidos y otros países occidentales de su órbita.

    Sabemos que como parte de su nueva doctrina nuclear los Estados Unidos han amenazado con golpes nucleares preventivos a muchos países, incluyendo a China y Rusia.

    Si bien no hay a la fecha evidencias del uso del arma climática contra los “Estados Delincuentes” los lineamientos políticos para el uso de las técnicas ya están formulados y la tecnología ya está operativa.

    Table 3:
    Unusual Weather Occurrences:
    North Korea, Cuba, Afghanistan and Iraq

    North Korea

    Recurrent flooding and drought often in the same year has hit North Korea since 1995, 220,000 people died in the ensuing famine, according to Pyongyang’s own figures. U.S. figures place the number of deaths resulting from famine at 2 million.

    The first major flooding occurred in 1995.

    There were floods and drought in 1999. The serious water shortage resulting from the 1999 drought was conducive to the destruction of crops.
    “The temperature of water in rice fields goes beyond 40 degrees and the tall rice plants fresh from the rice seedling beds are withering. In particular, nearly all after-crop maize seedlings and seeds are perishing,” it added.
    In 2001, in June there was an extensive drought with rainfall just 10% of normal levels, which served to undermine agricultural crops. And then a few months later, in October, there were extensive floodings leading to the further destruction of rice harvests and a crisis situation in food distribution.
    “Officials in Kangwon province – an area which already suffers food shortages – say the impact of the torrential rain and flooding has been devastating. The normal recorded rainfall for October should be around 20mm. But in the worst-affected areas 400mm (18 inches) of rain fell in just 12 hours. “It was the worst flooding we’ve had since records began in 1910,” said Kim Song Hwan, head of the government’s Flood Damage Rehabilitation Committee for the region.”
    (BBC, 23 Oct 2001, http://news.bbc.co.uk/1/hi/world/asia-pacific/1614981.stm )

    Cuba

    For several years Cuba has been affected by recurrent droughts. In 1998, rainfall in Eastern Cuba was at its lowest level since 1941.
    A United Nations team estimated 539,000 people, 280,000 of them farmers, were directly affected by reduced availability of food or reduced income through production losses. Some reported effects are: hunger in areas; a loss of up to 14% of the sugar cane crop planted last year and a reduction in this spring’s planted crops, since rains were not sufficient for some seeds to germinate (which will reduce next year’s crop); as much as 42% losses in food staples such as root vegetables, beans, bananas, and rice in the five eastern provinces; and livestock, poultry, and egg production losses.
    (UN Relief, http://www.reliefweb.int/w/rwb.nsf/0/2975570e60ff2a7685256680005a8e2d?OpenDocument)
    In 2003, a devastating drought hit the Western part of Cuba. In 2004 May-June, the country is hit by the worst drought in its history:
    “A severe drought enveloping eastern Cuba has eroded 40 percent of the farmland, starved thousands of heads of cattle and has close to 4 million people counting every drop of water they consume.”
    The drought is described as the worst in 40 years.
    “The drought has robbed underground water levels of some 10 feet over the past 10 years, leaving over 5,000 wells across the province dry,” said Leandro Bermudez, a geologist and the second man at Cuba’s National Institute of Hydraulic Resources.
    (MSNBC, 21 June 2004 http://msnbc.msn.com/id/5262324)
    The cities are running out of water. According to the Independent, “Drought is bringing Cuba to its knees

    Unnoticed by the world, the longest dry period for decades has brought much of Cuba to its knees. Could this be the crisis that finally destroys Fidel’s revolution?
    “All across central and eastern Cuba, farmers, ranchers, city dwellers and government officials are scrambling to deal with a punishing drought that began a decade ago and intensified in the last two years.

    Although traditionally arid, the provinces of Holguin, Camaguey and Las Tunas hold some of Cuba’s finest pasture and farmland and have long been crucial to this communist nation’s dairy, beef and agricultural industries.

    More than 12,500 cattle have died in Holguin alone in 2004 and milk production has fallen 20 percent. The price of beans, plantains, sweet potatoes and other staples has soared in private markets.

    The drought has caused millions of dollars in losses and officials are spending millions more digging wells, building a water pipeline and taking other measures to try to ease the crisis – huge sums in an impoverished nation struggling through tough economic times and a battle with the United States.

    Officials also have moved thousands of cattle to more fertile areas and are working furiously to finish a 32-mile pipeline that will draw water to Holguin city from Cuba’s largest river, the Cauto. The $5 million pipeline could be completed next month.”
    (Chicago Tribune, July 29, 2004 http://www.thestate.com/mld/thestate/news/world/9271316.htm)
    The above report date to September 2004, it was published before, the hurricanes hit the Cuban coastline followed by torrential rains.

    Afghanistan and The former Soviet Republics of Central Asia

    The worst drought in Afghanistan history occurred in the three consecutive years prior to the onslaught of the US led invasion, from 1999 to 2001. The agricultural recovery of the 1990s, in the wake of the Soviet-Afghan war was brought to a standstill.

    In the wake of the US led 2001 invasion, the United States supplied Afghanistan with genetically modified wheat and appropriate types of fertilizer to be used with the GM wheat, which was said to be high yield drought resistant. The donation of GM wheat, however, also led to destabilizing the small peasant economy because the GM wheat varieties could not reproduced locally. In 2002, famines which were barely reported by the media, swept the country.

    Similar although less severe conditions prevailed in the former Soviet republics of Kazakhstan, Kyrgyzstan, Tajikistan, Turkmenistan, and Uzbekistan.

    Like Afghanistan, Tajikistan has had its infrastructure ruined by prolonged civil war with Muslim fundamentalists. Since then, the worst regional drought in 74 years has destroyed food crops over a large part of the nation, rendering almost half of the 6.2 million people in the country vulnerable to the threat of famine and disease, up from 3 million last year. About the only portion of the economy that has been unaffected is the drug trade.
    .
    Tajikistan is the transit route for 65 to 85 percent of heroin smuggled out of Afghanistan, the world’s largest producer. (http://www.americanfreepress.net/Mideast/Drought__Desperation_Breed_Vio/drought__desperation_breed_vio.html

    Triggered by the lowest rainfall (2001) in living memory, vast tracts of Iran, Uzbekistan, Pakistan and Tajikistan are being reduced to desert as the water table sinks, long-established wells dry up and herds of livestock perish.

    The crisis appears to fulfill alarming climate change predictions suggesting that states along the old Silk Road will experience steeper rises in temperature than any other region on earth. By the end of the century it will be 5C hotter in an area which regularly sees the thermometer soar above 40C.

    The study, published last year by the Tyndall Centre for Climate Change Research at the University of East Anglia, predicted that Asian countries from Kazakhstan to Saudi Arabia will warm up more than twice as much as others. “Several states,” the report added, “including Uzbekistan, Tajikistan, Afghanistan and Iran, [are facing] famine.”

    In Tajikistan, the United Nations appealed for aid to avert disaster. “Substantial foreign aid is needed or else there will be a large-scale famine,” said Matthew Kahane, the UN’s humanitarian aid coordinator, speaking from the capital, Dushanbe.
    “The country has had its lowest rainfall for 75 years. Families who survived last year by selling their cows and chickens now have no other means of coping. Some households have sold the glass out of their windows and the wooden beams from their roofs to raise money for food.”
    (The Guardian, 0ct 30, 2001, http://www.guardian.co.uk/famine/story/0,12128,736902,00.html)
    Iraq

    In 1999, Iraq suffered its worst drought of the century, with the effect of triggering an even greater dependence on imported grain under the oil for food program. There was a drop of up to 70 percent in domestic yields of wheat, barley and other cereals, which served to further weaken the country’s economy, crippled by economic sanctions and the routine bombing by allied aircraft in the no-fly zones.

    A similar (although less serious) situation prevailed in Syria and Iran, marked by significant declines in agricultural output.

    Qué es HAARP

    El investigador Guillermo León Jiménez escribía el 7 de noviembre de 2001:
    Para quien aún no esté en sintonía, HAARP son las siglas de HIGH FREQUENCY ACTIVE AURORAL RESEARCH PROGRAM (Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia), cuyas instalaciones están ubicadas en Gakona, Alaska, y es un programa de investigación científica y académica, pero que paradójicamente está gestionado por la Fuerza Aérea de los EE. UU. y la Marina de los EE. UU.

    El funcionamiento de HAARP se basa en la emisión de ondas electromagnéticas hacia nuestra atmósfera para su estudio, concretamente hacia la ionosfera; dicha capa se extiende a unos 80 kilómetros de la superficie terrestre hasta los 800 Km., conteniendo principalmente partículas ionizadas.

    Este medio ionizado, provoca que las ondas electromagnéticas, sean reflejadas o absorbidas; dichos reflejos o rebotes ionosféricos son utilizados (cada vez menos) para las comunicaciones a gran distancia, prueba de ello son las emisoras de onda corta que podemos sintonizar a lo largo de una noche, dependiendo del estado de la ionosfera y las frecuencias, podremos escuchar emisoras que estén a miles de kilómetros, y que llegan a nuestros receptores gracias a la ionosfera, que actúa como espejo.

    Hasta aquí hemos descrito la parte “oficial” de la cuestión, pero ¿por qué hay quien cree que detrás de HAARP se oculta algo más, extraños experimentos de modificación del clima, de control de la mente y de producir incluso terremotos?

    Ciertamente algo de base científica asoma en todo este asunto, HAARP con sus cientos de millones de vatios de potencia y antenas se puede considerar como un verdadero “calefactor” de la alta atmósfera, provocando una tremenda ionización que puede acarrear consecuencias imprevisibles, y que gracias a su efecto “espejo” podría dirigir sus efectos hacia cualquier zona del planeta, estaríamos hablando de un nuevo tipo de arma, capaz de intensificar tormentas, prolongar sequías, sobre territorio de un supuesto enemigo, y perjudicándolo sin que éste se diera cuenta sin más.

    Regresando a Argentina, cabe señalar que en los últimos años las inundaciones han sido particularmente catastróficas, anegando buena parte de lo que se conoce como “pampa húmeda”, alguna vez la región agroganadera más fértil y extensa del planeta.

    Se tiene la incómoda sensación de que las copiosísimas lluvias que le dieron origen (en una de las localidades llovió en 24 horas lo que habitualmente llueve en un año) son mucho más que un capricho climático, o el efecto tercermundista de un calentamiento global.

    Comprenderán la sospecha de que el uso de tecnologías como HAARP cae de ello dentro de las estrategias bélico-económicas (de alguna manera hay que llamarlas) anticipadas en “Visión Conjunta 2020″.

    ¿Como un dato accesorio? El jueves 8 llegó a la ciudad de Paraná (separada de la de Santa Fe por apenas 30 kilómetros y el río homónimo) una misión estadounidense como “observadores y asesores”.

    ¿De alguna comisión experta en catástrofes naturales? No ¿De alguna oficina estatal norteamericana de asuntos hidrológicos? Tampoco ¿De la Oficina Metereológica del gran país del Norte? Menos.

    Eran -según anticipó emocionado vía telefónica Eduardo Amadeo, embajador argentino ante EE.UU., del Pentágono. Por favor, que alguien explique desde cuándo el Pentágono participa de “misiones humanitarias”, asesora gobiernos ante cataclismos naturales, atacados de un sorpresivo hábito de fraterna solidaridad con los inundados. Que sepamos (que alguien demuestre lo contrario) al Pentágono sólo le incumben operaciones militares.

    Tímida y ambiguamente, este martes 13 se anunció el arribo de una “superbomba” extractora de agua enviada por dicho organismo, (en realidad la citada bomba para extraer agua fue de capacidad varias veces menor a las que ya están trabajando) pero lo cierto es que sigue despertando sospechas y desconfianzas entre los pobladores locales esa extraña presencia militar, más coherente con un grupo de observadores de los efectos colaterales no deseados -o sí- de su propia tecnología que con una cruzada humanitaria.

    Más aún, el miércoles 7 (24 horas antes del arribo de esa misión) el gobernador de la provincia de Santa Fe, Carlos Reutemann, brindó una conferencia de prensa acompañado de un representante del Banco Mundial quien, por supuesto, garantizó el inmediato otorgamiento de un préstamo a la provincia para subvenir a sus necesidades.

    Con lo que pareciera se cierra un círculo: efectos devastadores en un país del Tercer Mundo de tecnología experimental del Primero, con la jugosa consecuencia de abrochar otro negocio que engrosará la monstruosa deuda pública de este país, pesada herencia que nuestros hijos deberán pagar, no ya con fondos inexistentes, sino con recursos naturales…

    Tal vez sea éste un mero texto “conspiranoico”, tal vez no. Pero estemos atentos.

    El clima como arma de guerra

    Las investigaciones relacionadas con este proyecto existen desde los años 60, pero es ahora cuando se han retomado, reunido y dotado de fondos

    El proyecto será probablemente ‘vendido’ al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono”. Lo que se refleja claramente en los artículos publicados sobre el tema es que todos los proyectos del Ministerio de Defensa estadounidense están agrupándose en uno.

    Programa HAARP según sus siglas en inglés.

    Tiene un transmisor, que consiste en 360 antenas de 22 metros de alto, puede emitir poderosas ondas de alta y baja frecuencia con cargas electromagnéticas hacia la ionosfera, esta capa de la atmósfera actúa como un espejo, devolviéndolas a la superficie terrestre convertidas en las ondas más bajas del espectro electromagnético. Esto causa que se caliente y se haga un agujero no menor de 50 Km. de diámetro en ésta.

    La versión oficial estadounidense es que con este sistema se pueden emitir comunicaciones más allá del horizonte sin necesidad de recurrir a los satélites, mejorar las comunicaciones con los submarinos, hacer prospecciones petrolíferas o de yacimientos minerales, o detectar aviones o misiles que vuelen bajo y ofensivamente inclinarían la balanza a la hora de invadir un país, tras conocer que tiene pozos petrolíferos o minerales aún sin explotar.

    Pero, los científicos ven con alarma, que este sistema puede alterar el clima, y si ello consigue hacerse controladamente, utilizarlo como un arma. De esta manera, pueden producirse tormentas, sequías o huracanes para arruinar un país.

    El funcionamiento de los calentadores ionosféricos que utiliza el Programa HAARP se puede comparar con un gran horno microondas: “al disparar a zonas bajas producirías un calentamiento de la baja atmósfera, sería un calentamiento local y haría que el agua contenida en todos los seres vivos que estuviesen expuestos, se calentara y les produjera la muerte.

    Un calentamiento en la alta atmósfera es impredecible, porque estaría provocando desde una alteración local del clima hasta alterar las propiedades de ‘filtro’ que tiene la atmósfera. Con ello, los rayos cósmicos que vienen del espacio dejarían de filtrarse en la ionosfera, y harían llegar su radiación a la superficie de la tierra”.

    Para muchos científicos, las pruebas del HAARP serían responsables de la ola de calor que hizo subir en Melilla la temperatura de 24 a 41 grados en cinco minutos.

    Así describió la noticia el diario EL PAIS, en su edición digital en Internet:
    “Un raro fenómeno eleva la temperatura de 24 a 41 grados en cinco minutos”, Melilla se convirtió ayer por unos minutos en un gran horno al aire libre debido a un fenómeno meteorológico insólito.
    A las 8.24, la temperatura subió 17 grados en sólo cinco minutos: de los 24 a los 41 grados. Por fortuna, en el siguiente cuarto de hora la temperatura volvió a sus cauces.

    Pero, para colmo, a las diez de la mañana volvió a darse una versión más moderada del mismo poltergeist meteorológico, esta vez con un calentamiento súbito de sólo 15 grados.

    Alteraciones mentales

    Si resulta escalofriante y casi de ciencia ficción imaginar que el Gobierno de Bush se prepara para dominar el clima a su antojo, más estremecedor es constatar un dato evidente: el efecto que una emisión de ondas de baja frecuencia tiene en el cerebro de todas las especies del planeta.

    Un documento de la Cruz Roja Internacional advierte de los efectos negativos de la energía radiada e indica las bandas de frecuencia que los produciría. Éstas se corresponden con las que puede transmitir el HAARP. (En Física se les denomina “Ondas transversal-magnéticas”. Estas ondas Schumann vibran en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y de todos los mamíferos en general, a saber: en 7,8 Hertz – ciclos por segundo).

    Casualmente EE.UU. afirma que uno de los usos del Programa es localizar yacimientos minerales bajo tierra y para eso la frecuencia necesaria es la misma que produce trastornos en la mente humana, que van desde la desorientación, al despertar de capacidades paranormales. Para hacernos una idea de la influencia de las ondas en la mente humana debemos remontarnos a los estudios que el profesor Schumann hizo en los años 50, que constataban que hay un efecto de resonancia entre la tierra, el aire y la ionosfera, cuyas ondas vibran en la misma frecuencia que las ondas cerebrales humanas y de todos los mamíferos.

    Estas llamadas Ondas Schumann son fundamentales para la vida y cuando faltan producen graves problemas de salud, como les sucedía a los astronautas antes de que instalaran generadores artificiales de estas ondas en las naves. Sin estas ondas se producen dolores de cabeza, migrañas, desvaríos, se desajustan los ritmos cardiacos… La alteración de las mismas producen efectos más graves.

    En los animales uno de los efectos inmediatos sería que alteraría las rutas de migración de aves y peces, al influir sobre los campos de energía sobre los que se guían.

    Está claro que el avance científico no garantiza, ni mucho menos, el progreso humano, hace falta algo más para que este tipo de programas no existan o que los conocimientos se usen para el bien común, y ese algo más está fuera de la ciencia. Está en la sociedad, en la política, en los principios éticos de la gente”

    Programa HAARP “Vandalismo global”

    El proyecto HAARP también es conocido como “The Doomsday Machine”, La máquina del Día del Juicio Final.

    En Gakona, Alaska, lugar en donde se proponía instalar un ROTHR, existe un misterioso proyecto de la Fuerza Aérea y del “Navy” cuyas capacidades son motivo de alarma para científicos, médicos y ambientalistas alrededor del mundo.

    El Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia (HAARP por sus siglas en inglés) es el calentador inosférico más potente del mundo. La milicia alega que algunos de sus propósitos son:
    • Reemplazar el obsoleto ROTHR
    • Mejorar las comunicaciones con submarinos
    • Bloquear comunicaciones del enemigo
    Tomografía de penetración de la tierra para detectar armas nucleares y minerales a varios kilómetros de profundidad

    El Departamento de la Defensa de EU (DoD por sus siglas en inglés) ha afirmado abiertamente que uno de sus grandes intereses en HAARP es su capacidad de controlar procesos ionosféricos. Su transmisor, que consiste en 360 antenas de 72 pies de alto, puede emitir poderosas cargas electromagnéticas hacia la ionosfera que causan que se caliente y se haga un agujero no menor de 50 Km. de diámetro en ésta.

    La ionosfera es la capa del planeta eléctricamente cargada que nos protege de radiaciones cósmicas y de los varios rayos solares (ultravioleta, X, gamma) que son nocivos a la salud. La intención del DoD es perturbar la ionosfera para estudiar como ésta responde y como se recupera. El Dr. Richard Williams de la Sociedad Americana de Física califica esto como “un acto irresponsable de vandalismo global”. Tales experimentos causan efecto tras efecto en todo el planeta.

    Existen otras alarmantes capacidades de éste y de otros calentadores ionosféricos descritas en separados documentos federales según nos dicen los científicos Begich y Manning, autores del libro Angels Don’t Play This HAARP: Advances in Tesla Technology:
    “La modificación del clima con propósitos militares ha sido contemplada con anterioridad. Begich encontró una patente de la ARCO Power Technologies Inc., constructores de HAARP, que dice que “la modificación del clima es posible… alterando los patrones de vientos de la alta atmósfera…”

    Gordon J. F. MacDonald, ex-director del Instituto de Geofísica y Física Planetaria de UCLA, escribió en su libro Unless Peace Comes sobre el uso de ésta tecnología para la manipulación del tiempo y del clima, descongelación de glaciares, control del oleaje de los océanos y la manipulación de las ondas cerebrales.

    Documentos de la Fuerza Aérea y escritos de Zbigniew Brzezinski (Consejería de Seguridad Nacional del Presidente Carter) hablan sobre transmisores de radiación electromagnética de alto poder para manipular y perturbar los procesos mentales humanos de grandes poblaciones.
    Los opositores de HAARP comparan la capacidad ofensiva de éste calentador ionosférico con una “Caja de Pandora” la cual una vez se abra no se podrá cerrar.

    HAARP es comparable con el ROTHR en varios aspectos. HAARP y ROTHR son radares que funcionan similarmente aunque ROTHR usa tecnología de los 80’s. Ambos consisten de antenas transmisoras y receptoras. Disparan potentísimas ondas electromagnéticas de alta frecuencia; por esto son usados actualmente para estudios ionosféricos. Ambos utilizan la ionosfera como espejo para hacer llegar su onda más allá del horizonte, cubriendo regiones extensas. Ambos tienen potencial ofensivo, capacidades y usos ocultados. Ambos impactan negativamente el ambiente y la salud.

    De la misma manera en que el DoD niega los usos bélicos de HAARP y su daño al planeta en su documento principal, podemos fuertemente considerar que la desinformación de la Marina de Guerra sobre ROTHR es indicio de que tiene aplicaciones de las cuales no se nos quiere informar debido al daño que causaría de ser instalado en nuestra Isla.

    Esta es la nueva tecnología militar, la guerra electrónica. Es el motivo más razonable para explicar tanta insistencia en instalar el ROTHR en nuestra Isla, a pesar de su comprobada ineficiencia como estrategia anti-droga.

    Recordemos los experimentos de detonaciones atómicas en la Isla de Bikini y en Nevada. Hoy, como ayer, el DoD prometió a sus poblaciones y a sus propias tropas que no sufrirían daño a su salud ni a su ambiente. En cambio, estos fueron terriblemente contaminados con radiación atómica. Fueron “conejillos de India” de sus experimentos. Las autoridades que aprobaron tales proyectos no podrán responder a la pérdida humana de la cual hoy reconocen responsabilidad.

    La historia está a punto de repetirse aquí y ahora. No la olvidemos.

    Aquellos que la ignoran están condenados a repetirla.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.